Agua líquida en Marte abre posibilidad de vida microbiana

El planeta rojo, mejor conocido como Marte y vecino de nuestra Tierra, es muy frío. Regularmente tiene una temperatura de menos 60 grados Celsius y en sus polos llega hasta menos 150 grados Celsius, condiciones que resultan muy difíciles para mantener el agua líquida. No obstante, recientes estudios realizados en Italia identificaron un lago líquido salado en su polo sur.

Al respecto, el doctor Rafael Navarro González, investigador del Instituto de Ciencias Nucleares de la UNAM e integrante del proyecto del robot Curiosity, mencionó que este descubrimiento abre la posibilidad de que la vida que pudo haber existido en Marte, hoy día, podría mantenerse activa.

En la Revista Science se especifica que el lago se encuentra congelado, pero tiene una capa de agua líquida más o menos de 150 kilómetros de diámetro. Aunque hasta el momento su profundidad se desconoce.

Las estimaciones de los investigadores sugieren que la profundidad mínima para ver esas señales tendrían que ser de un metro, pero podría ser mucho mayor.

Para que el agua se mantenga en estado líquido, Navarro González explicó que podría existir una actividad hidrotermal, pero hasta el momento se desconoce si el planeta presenta actividad tectónica o vulcanismo.

“Este es un hallazgo importante porque podría haber cuerpos mayores de agua en diferentes regiones del polo sur, pero habría que estudiarse con detalle”.

¿Vida?  

En la Tierra se sabe que los organismos microbianos no pueden reproducirse en temperaturas tan bajas como las reportadas en el planeta rojo. Y en el caso de los extremófilos (organismos que pueden vivir en condiciones extremas) tampoco sobreviven a estas temperaturas.

No obstante, añadió el académico universitario, si un día existió vida microbiana en Marte sería diferente a la que habita en la Tierra, pero estaría constituida por los mismos elementos como son el carbono, hidrógeno, nitrógeno, oxígeno, fósforo y azufre.

Hasta el momento, pocas misiones han tratado de buscar actividad biológica, después de este descubrimiento “se deben diseñar nuevas misiones para estudiar la región y buscar la posible biosfera en zonas no tan profundas”.

El Curiosity

En el pasado, el Curiosity ha detectado la presencia de agua líquida pero ésta no se manifiesta todo el año. Además, “hemos identificado todos los ingredientes para la vida como son el hidrógeno, carbono, nitrógeno, oxígeno, fósforo y azufre”.

Asimismo, Curiosity encontró la presencia de compuestos orgánicos que indicarían la presencia de vida en el pasado o que tuvieron un origen abiótico.

“Estamos viendo el inicio de futuras investigaciones en donde se podrían llevar a cabo misiones espaciales para buscar a estos organismos microbianos”, concluyó el doctor Rafael Navarro.

 

vía UNAM Global

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *