José Antonio Meade
alemana congela

Alemana congela a sus bebés por más de una década

No es extraño leer cada tanto sobre noticias terribles que parecen sacadas de una película de terror. La que recientemente se dio a conocer relata lo inhumano que pueden llegar a ser algunas personas.

De acuerdo con el medio alemán The Bild, una mujer de 46 años fue condenada el jueves 5 de abril por un tribunal de justicia a nueve y medio de prisión por haber asesinado a sus dos recién nacidos, a los que mantuvo en el congelador durante 10 y 14 años.

La acusada a la que identifican como Steffi S. reconoció los hechos y se excusó diciendo que lo hizo porque su situación económica no era buena.

Nunca pensé tirarla en un contenedor de basura o dejarla en cualquier lado. Yo quería tenerla conmigo. Ellos son mis hijos Me pertenecen de todos modos. Pero sé que lo que hice es grave. Debo ser castigada por ello”, declaró.

Quien descubrió el terrible hallazgo, fue Uwe W., una expareja de la mujer, quien quedó en estado de shock cuando durante una visita a la casa de S., ubicada en Benndord, Alemania, por casualidad abrió la nevera.

Según información revelada, la mujer en 2004 dio a luz en su baño a una niña sana, a la que metió en una bolsa de plástico y puso en el congelador cuando aún estaba viva. Cuatro años más tarde usando el mismo ‘modus operandi’ asesinó a su hijo varón.

Los dos cuerpos permanecieron en el frigorífico hasta que fueron encontrados.

Aunque la fiscalía dio una pena de casi diez años contra la asesina -quien tiene otros dos hijos- la defensa había solicitado tan sólo seis.

EL ENFERMERO QUE ASESINÓ A CASI 100 PERSONAS

Lamentablemente el caso de Steffi S. no es el único de este tipo. El año pasado el medio alemán Wilhermshavener Beitung dio a conocer el caso de Niels Högel, un hombre que aprovechando su trabajo como enfermo le quitó la vida a 97 pacientes sólo por aburrimiento.

Su ‘modus operandi’ era administrarles sobredosis de medicamentos cuando se encontraban en reanimación.

Contrario a muchos asesinos, él no tenía preferencias de edad o sexo, sólo se fijaba en que se encontrara en un estado muy crítico.

Fue condenado a cadena perpetua por los asesinatos.

Vía Excélsior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *