Alertan de “enemigo invisible” en el sistema de salud: insuficiencia renal

La enfermedad renal crónica es una amenaza global que debe ser atendida con un enfoque integral de prevención, diagnóstico temprano, tratamiento, investigación y capacitación de profesionales, afirmó José Narro Robles, secretario de Salud, quien destacó que la concientización y movilización social para enfrentar este padecimiento es esencial.

Al participar en el primer Foro global de política pública en enfermedad renal crónica, en el contexto del Congreso Mundial de Nefrología 2017 que se lleva a cabo del 21 al 25 de abril, advirtió que si no profundizamos las acciones de prevención de padecimientos como la enfermedad renal crónica, la hipertensión y la diabetes mellitus, y si no tenemos la capacidad de realizar un diag-nóstico temprano y aplicar un tratamiento correcto, no podremos resolver este problema de salud.

Sin embargo, apuntó que en nuestro país se ha avanzando en los pasados 25 años en la atención de este mal, como en el incremento de casos de transplante de riñón y de acceso a la diálisis peritoneal.

En cuanto a la carga económica y social de este padecimiento, Rafael Lozano, director del Centro de Investigación en Sistemas de Salud del Instituto Nacional de Salud Pública, detalló que 52 por ciento del peso de la enfermedad renal crónica se concentra en la población menor de 60 años, y el riesgo de padecerla es tres veces mayor en las naciones de ingresos bajos.

En 2015, 1.2 millones de muertes

Señaló que en 2015 este padecimiento ocasionó 1.2 millones de fallecimientos, por lo que se ubica entre las 12 principales causas de muerte al año.

Al respecto, Alfonso Cueto-Manzano, presidente electo de la Sociedad Latinoamericana de Nefrología e Hipertensión y jefe de la Unidad de Investigación Médica en Enfermedades Renales del Hospital de Especialidades del Instituto Mexicano del Seguro Social en Guadalajara, Jalisco, consideró que la enfermedad renal crónica ya es un foco rojo para la salud en México.

En entrevista con La Jornada, destacó que en nuestro país se encuentra entre las 10 principales causas de muerte, y en América Latina y el Caribe se estima que es la undécima.

También, dijo, es un foco rojo porque es extremadamente frecuente en nuestro país, pues nos ubica en el segundo lugar de insuficiencia renal en el mundo, en cuanto al número de pacientes nuevos que ingresan cada año a diálisis, entre los primeros 10 lugares por el total de pacientes que están en diálisis en cualquier momento.

La enfermedad renal crónica, indicó, puede conducir a la muerte, pero también causa muchas complicaciones en la salud, pues está estrechamente ligada a padecimientos crónicos cada día más frecuentes en la población mexicana, como diabetes, hipertensión y obesidad.

En el encuentro, que reúne a especialistas de más de 150 países, y en el que participa la presidenta de la Sociedad Internacional de Nefrología, Adeera Levin, entre otros expertos mundiales, Cuento-Manzano dijo que al concluir los trabajos se presentará un documento donde se planteen propuestas de política pública a los gobiernos, con la finalidad de fortalecer las acciones de prevención.

Entre ellas, destacó la necesidad de realizar campañas de impacto social para advertir sobre los riesgos de la enfermedad renal crónica y de su elevada tasa de asociación con la diabetes, la hipertensión, el sobrepeso y la obesidad. Debemos alertar a la población sobre la gravedad de este padecimiento y lo frecuente que es. De lo contrario, enfatizó, no habrá sistema de salud en el mundo que pueda contender con los gastos de la insuficiencia renal, convertida en un enemigo invisible.

A esto se suma, explicó, que México se ubica con la tasa de nefrólogos más baja de América Latina, con promedio de ocho o nueve por cada millón de habitantes, frente a países como Uruguay con 50, Cuba con 30 y Argentina con 20.

En el foro también se presentó el Atlas global de salud renal de la Sociedad Internacional de Nefrología, con información de 130 países sobre prevalencia epidemiológica, mortalidad y servicios médicos que se brindan para esta enfermedad.

Vía La Jornada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *