EU llama a líderes del G-7 a frenar acciones ‘malignas’ de Rusia

Estados Unidos estableció este lunes que trabaja muy de cerca con sus aliados del Grupo de los Siete (G-7) para frenar acciones “malignas” de Rusia, el plan nuclear de Irán, y el uso de armas químicas de Siria.

Estamos con nuestros aliados del Grupo de los Siete para confrontar la conducta maligna de Rusia donde quiera que la veamos”, dijo John Sullivan, quien acudió en calidad de secretario de Estado, pues Mike Pompeo no pudo ser ratificado en el cargo por el Congreso antes de esta reunión ministerial que comenzó ayer.

Agregó que Estados Unidos está comprometido a hacer frente a las acciones de Rusia “que hemos atestiguado”, como el ataque con armas químicas en Salisbury, Reino Unido, a un exespía ruso.

Estados Unidos no sólo se une a sus aliados del G-7 en hacer declaraciones contra estas conductas, sino que tomamos acciones muy significativas, como la expulsión de varios diplomáticos rusos de Estados Unidos”, afirmó.

Al mismo tiempo estableció que Estados Unidos trata de trabajar con Rusia en áreas como contraterrorismo, evitar la violación de tratados y contra acciones de inestabilidad.

Hay una serie de temas por los que debemos mantener un diálogo con Rusia, pero eso no nos previene de dejar de seguir en confrontación y tomar acciones contra la conducta rusa contraria a las normas internacionales”, manifestó.

Las declaraciones del diplomático estadunidense se dieron en el marco de la reunión de cancilleres y de ministros de Seguridad de los siete países más industrializados del mundo, que inició ayer en Toronto, y que es preparatoria a la Cumbre del G-7 que tendrá lugar en Charlevoix, Quebec, el 8 y 9 de junio.

“Nuestra prioridad es hacer frente al terrorismo internacional y a la red criminal que los apoya”, agregó Sullivan en conferencia de prensa, quien consideró que las conversaciones “han sido muy productivas”.

Externó que el presidente Donald Trump está realmente preocupado acerca de la amenaza nuclear de Irán. “Hemos sido amenazados durante 40 años por Teherán”, dijo Sullivan, quien recordó que su tío fue el último embajador estadunidense en la capital iraní en 1979.

Asimismo, condenó el reciente ataque con armas químicas del gobierno de Siria contra la población. John Sullivan afirmó que Estados Unidos está comprometido a trabajar de cerca con sus socios del G-7 en torno a los “asuntos críticos” que formaron parte de la discusión.

Vía Excélsior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *