Efemérides: Qué pasó el 08 de agosto

Por Juan Rivero Valls


El retratista valenciano Alonso Sánchez de Coello falleció hoy hace 430 años

Alonso Sánchez de Coello es el máximo representante del renacimiento español, saltó a la fama como retratista. Su formación inició en Lisboa, Portugal y de ahí pasó a Flandes como pintor de cámara. Regresó a Portugal para trabajar con el rey Juan III y retratarlo a él y a su familia; posteriormente, ya de regreso a España, el pintor valenciano, quien falleció hoy en Madrid hace 430 años,  entró a trabajar como pintor real de Felipe II. En los retratos de Sánchez de Coello se nota la influencia de Tiziano y la calidad de sus retratos, aunque no influyó en él, se asemeja bastante a lo de Velázquez. A diferencia de otros pintores barrocos, Sánchez de Coello no utilizaba fondos coloridos ni naturales, sino solo tonos neutros de un solo color, lo que permitía resaltar el colorido y la luz de los rostros y los vestuarios. Cuando falleció tenía 57 años de edad.

El retratista germano-británico Godfrey Kneller cumple hoy 372 años

A pesar de que Inglaterra en los siglos XVII y XVIII no se destacaba por ser uno de los sitios de producción artística (mención aparte la literatura) el pintor Godfrey Kneller, quien había nacido en Lübek, al norte de Alemania hoy hace 372 años, pero que se había aposentado en Inglaterra se convirtió en uno de los retratistas favoritos de la nobleza europea pues retrató a varios monarcas, incluyendo al francés Luis XIV. Fue pintor de la corona de Carlos II y Jorge I (quien inició esa abominación llamada “moral” victoriana) le obsequió el título de baronet (que es un título menor entre barón y caballero). Pintó además a célebres personajes ingleses como el famoso retrato de Isaac Newton. Falleció en la ciudad de Londres a los 77 años.

El paisajista Eugène Boudin falleció hoy hace 120 años

 El haber vivido entre Honfleur, ciudad portuaria done nació, un pintoresco puerto que fue pintado por artistas como  Gustave Courbet y Claude Monet  y la comuna de Deauville, donde falleció hoy hace 120 año; ambas ciudades portuarias ubicadas en Normandía, debe haber influido profundamente en el pincel de  Eugène Boudin, uno de los primeros paisajistas franceses que lo hizo al aire libre y casi siempre con temas marinos. Su padre era piloto de un navío en el puerto, pero después dejó el mar para instalar una papelería en Le Havre y Boudin trabajó con el enmarcando cuadros hasta que pudo poner su propio negocio al que llegaban los pintores de la zona; allí Boudin, que ya pintaba de manera aficionada, conoció a muchos pintores quienes le aconsejaron dedicarse a ello y hacerlo al aire libre (los paisajistas acostumbraban pintar los paisajes en sus estudios). Bouin comenzó a ganar fama con sus paisajes y un buen día se apareció por su tienda Claude Monet que por ese entonces se dedicaba exclusivamente al dibujo; Boudin alabó su trabajo y lo convenció de que pintara paisajes; a partir de ahí trabajaron juntos en el estudio de Boudin y conservaron una fuerte amistad durante el resto de sus vidas. Cuando falleció, Boudin tenía 74 años de edad.

La compositora francesa Cécile Chaminade, nació hoy hace 161 años

Entre mis discos encontré una grabación de la Deustche Gramophone de la mezzosoprano sueca Anne-Sofie von Otter interpretando canciones de corte romántico y que, curiosamente, omiten al compositor que solo aparece en la contraportada. Se trata de canciones muy hermosas para mezzosoprano acompañadas de piano solo. Las canciones de ese disco son obra de la compositora francesa Cécile Chaminade, quien nació hoy en París hace 161 años. Esta compositora destaca especialmente por brillar en un mundo dominado solo por los hombres en el que las mujeres se limitaban, en caso de dedicarse a la música, a ser intérpretes, pero era impensable que compusieran música “seria”. Cuando Claude Debussy, el compositor de “Carmen” que era amigo del padre de Cécile y que frecuentaba su casa escuchó a una pequeña niña de ocho años de edad interpretar al piano unas breves composiciones religiosas preparadas por ellas misma para su ceremonia de primera comunión, quedó verdaderamente impresionado, a grado tal que la nombró “mon petit Mozart” y entonces trató de convencer a su padre de que la niña tenía que acudir al conservatorio, pero el padre se opuso terminantemente argumentando que una mujer burguesa “solo debe aprender a ser buena madre y esposa”. Madre, hija y Debussy sin embargo, insistieron en que la niña debería tomar lecciones y el banquero accedió siempre y cuando se tratara de lecciones privadas en su propia casa, así que contrató maestros de música que acudieran al domicilio para enseñarle composición y piano. A los 18 años, Cécile se enamora de un flautista para el que compone su célebre “Concierto para flauta y piano”, su obra mas conocida, pero nunca llega a formalizar una relación. A la muerte de su padre, por fin se libera de la opresión y comienza a componer mucha música “seria”, entre sus obras se encuentra la ópera bufa “La sevillana, Opus 10” y la sinfonía “Amazonas, Opus 26”, pero la situación económica en las dejó su padre a ella y su madre no era boyante, así que comenzó a componer mucha música mas ligera y canciones que le garantizaron un éxito económico; además se casó con un anciano edior de música que le garantizaba una estabilidad económica. Cécile ganaba cada vez mas fama y emprendió una larga gira por los Estados Unidos y Canadá de enorme éxito convirtiéndose, de esta forma, en la primera mujer compositora que podía vivir de la música. Asimismo, el gobierno de Francia le otorgó la Cruz de la Legión de Honor, convirtiéndose también en la primera mujer en recibirla. Al estallar la Primera Guerra Mundial, y ella de 59 años de edad, dejó la música para alistarse como enfermera en un hospital de campaña. Al término de ésta redujo considerablemente su producción musical que consta de mas de 400 composiciones (aunque muy pocas grabaciones). Enfrema de diabetes, le fue amputado un pie en 1925 retirándose ya completamente de la música y se fue a vivir a Montecarlo donde falleció en 1944, a los 87 años de edad.

El líder evolucionario mexicano Emiliano Zapata, nació hoy hace 139 años

A la caída de Porfirio Díaz y el ascenso de Francisco I. Madero, el general revolucionario, Emiliano Zapata, quien nació hoy en la Anenecuilco, Morelos, hace 139 años, se convirtió en su rival porque Madero pensaba que antes de emprender una reforma agraria era necesario hacer una política de gran trascendencia. Eso, a Zapata le interesaba muy poco, lo que él quería y por lo que había luchado es que se cumpliera con el Plan de Ayala que aseguraba el reparto de tierras para los campesinos. Zapata continuó levantado en armas exigiendo que las tierras que les habían sido arrebatadas a los campesinos por los terratenientes porfiristas les fueran devueltas; incluso rechazó la propuesta de Madero que le entregaba una hacienda para su explotación personal. Después de la muerte de Madero Zapata continuó levantado en armas contra los gobiernos que asumieron el poder hasta que, durante el de Carranza, éste encomendó al general Jesús Guajardo la muerte de Zapata. Guajardo hizo creer a Zapata que estaba de su lado y para demostrarlo mandó fusilar a 50 soldados federales y le prometió armas y municiones al líder revolucionario. Zapata aceptó verse con Guajardo en la Hacienda de Chinameca donde fue recibido con una lluvia de plomo que le causó la muerte. Zapata tenía 40 años al momento de su muerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *