El por qué del secreto de las películas de Pixar

A más de 20 años desde el lanzamiento en Estados Unidos de la película Toy Story de Pixar, la primera película del mundo generada por computadora, una de las productoras más importantes del mundo audiovisual, no se cansa de generar éxitos. Lo que empezó siendo en 1986 una empresa fabricante de computadoras se transformó en un referente de los héroes impensados del mundo infantil: desde un muñeco vaquero a cuerda, protagonista de Toy Story,  hasta Miguel, protagonista de COCO, un niño latinoamericano dispuesto a luchar por sus sueños más allá del qué dirán.

Pixar: la importancia del mensaje

Pixar entiende que sus historias resuenan en las personas, porque apelan a una verdad fundamental sobre la vida, independientemente de si esas historias se ven a través de los ojos de monstruos, peces payasos, robots o automóviles.

También logran un lugar en el corazón del público infantil, porque muestran a las personas más allá de su color de piel, credo o creencias religiosas, como fue el caso del protagonista de Coco, un niño mexicano para quien la música lo es todo, películas de las que se pueden leer innumerables opiniones y críticas, como en https://internerdz.com/reiew-coco-nuevo-exito-spoilers/.

La primera película de la compañía, “Toy Story”, enseñó a los niños los beneficios de la cooperación sobre el orgullo, al mostrar cómo Woody formaba una alianza con Buzz Lightyear porque la importancia no reside en ser el  juguete favorito, sino en la solidaridad que ofrece la amistad. A principios de la década de 2000, el escritor y director de Pixar, Andrew Stanton, se inspiró en una vivencia personal, sentir que sobreprotegía demasiado a su hijo, para crear “buscando a Nemo”. A través de esta película, los niños pudieron ser conscientes de los temores a los que se enfrentan todos los días sus padres con respecto al tema de la inseguridad, y soslayadamente expresa que la independencia puede ser reveladora, mientras que siempre se consiga teniendo en cuenta los sentimientos del otro.

En 2007, Pixar lanzó “Ratatouille”, donde  Remy, la rata que habita el sombrero de una joven promesa culinaria, cumple su sueño de convertirse en un consumado chef francés. Es un logro poco probable, desde los restos de comida hasta la buena mesa, pero que, como  recuerda el villano crítico gastronómico de la película Anton Ego, no debería ser tan sorprendente, ya que  “No todos pueden convertirse en grandes artistas, pero un gran artista puede venir de cualquier parte”.
Dos años más tarde, Pixar le obsequió al público “Up”, en la cual recuerda a la audiencia la importancia de dejar de lado el resentimiento, porque  impide crecer como personas.
Es a través de este enfoque en personajes complejos que resuelven problemas reales, que Pixar provoca una respuesta emocional tan fuerte.

Dejando huellas con cada nueva películaAl igual que todas las mejores historias, las películas de Pixar pueden ayudar a transmitir mensajes de forma positiva y duradera. Porque tratan temas del mundo adulto, como la muerte o la vejez, es un tono absolutamente accesible para el público infantil.
Los expertos aseguran que cuando los menores entre tres y cinco años, comparten con sus familias este tipo de películas, descubren una visión más natural de determinados hechos como la soledad, el aislamiento y el manejo de las emociones. Aun cuando no lleguen a comprender todo los que la película describe, son capaces de percibir emociones complejas.

Históricamente, el séptimo arte trata de describir el difícil mundo de las emociones humanas. Por eso, el mundo de las películas, las series y el animé, despierta un sinfín de opiniones y reseñas, como se puede observar en https://internerdz.com, donde todos están dispuestos a descubrir los mensajes ocultos de cada una de estas manifestaciones artísticas.

En parte, para demostrar una vez más que la creatividad humana no tiene límites, y que cualquiera de estas expresiones artísticas, nacen de algo mucho más profundo que el raciocinio o el avance tecnológico. Nacen de la necesidad imperiosa del hombre de explicar el origen de las emociones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *