empleo informal

Empleo informal creció 18% desde 2012

Jóvenes y mujeres destacan entre los asistentes a la Semana del Emprendedor 2017, la penúltima que de este sexenio y que ha sido dedicada a las nuevas tecnologías y al género femenino con decenas de conferencias especializadas para ambos rubros.

Cifras del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem) indican que las mujeres casi equiparan en número a los hombres en la asistencia a este evento pues en la edición del año pasado representaron 47 por ciento respecto a los 153 mil 469 participantes y entre quienes se autoconsideran emprendedores concentraron 48.9 por ciento del total.

Sin embargo, la cifra de mujeres se desplomó a 33 por ciento entre los 15 mil 775 asistentes que se declararon empresarios y a 28 por ciento entre los 2 mil que se dijeron inversionistas.

El perfil de asistentes a la Semana del Emprendedor no dista mucho de lo que revelan las estadísticas más recientes del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) sobre ocupación y empleo en el país.

Así, un 63.8 por ciento de los 3.3 millones de hombres y mujeres de todas las edades que ingresaron al mercado laboral desde el finales de 2012, cuando comenzó el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, hasta el primer semestre de 2017, son catalogados como “trabajadores independientes”.

Este grupo, al que pertenecen tanto los llamados “emprendedores” como los trabajadores informales sin prestaciones sociales, creció por sí solo 18 por ciento en el periodo señalado, de tal manera que a la fecha suman 14 millones 28 mil 945 mexicanos.

Al principio del sexenio eran 11 millones 872 mil 28, lo que implica 2 millones 156 mil 917 trabajadores independientes más.

Proporcionalmente su crecimiento representa más del doble respecto al 6.91 por ciento en que se ha crecido toda la población ocupada del país durante este gobierno ya que pasó de 48.8 millones a 52.1 millones de personas, entre jefes, trabajadores subordinados e independientes.

Las mujeres que laboran de manera independiente registraron una tasa de crecimiento de 11 por ciento en el sexenio y en junio pasado rozaron los 5 millones, pero la tasa de crecimiento de los hombres en la misma condición laboral fue del doble, es decir 22.44 por ciento para rebasar los 9 millones.

Si se analiza la tendencia de los trabajadores independientes por grupos de edad, resulta que las cifras del Inegi revela que los adolescentes de 15 a 19 años de ambos sexos que trabajan por su cuenta registraron un incremento de 13 por ciento porque a finales de 2012 eran 127 mil y en junio pasado llegaron a 155 mil.

En cuanto a las veinteañeras y veinteañeros el incremento fue de 22 por ciento en el periodo señalado porque al inicio del sexenio sumaron un millón 266 mil y al primer semestre de 2017 llegaron a un millón 546 mil.

De cualquier manera, sean emprendedores o trabajadores informales, los datos laborales oficiales puntualizan que prácticamente la mitad de los trabajadores independientes ganan, cuando mucho, hasta 2 salarios mínimos.

Del universo de 14 millones 28 mil 945 trabajadores independientes contabilizados a junio de 2017, un 27.27 por ciento que equivale a 3 millones 827 mil 25 mexicanos declararon que sólo percibían “hasta un salario mínimo”.

Otros 2 millones 971 mil 156, equivalentes a 21.18 por ciento del grupo indicó que sus percepciones eran de hasta dos minisalarios.

En cambio, los trabajadores independientes con ingresos de más de 5 salarios mínimos sólo sumaron 826 mil 992 personas, equivalentes a tan sólo 5.89 por ciento del total del grupo.

Las cifras indican, que al igual que ha sucedido con el resto de la población ocupada en el país, este segmento de los mexicanos que tienen las mejores percepciones también se redujo en el caso quienes se emplean por su cuenta, ya que al principio del sexenio sumaban 950 mil 530 y con esa cifra representaban 8 por ciento del total del grupo.

Si sólo se compara la cifra de independientes que ganaban más de 5 salarios mínimos en diciembre de 2012 a los que tenían iguales percepciones en la mitad de este año, se trata de una reducción de 13 por ciento en lo que va del sexenio.

Vía La Jornada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *