José Antonio Meade
emprenderencrisis-Gacetamexicana

Cómo emprender cuando hay crisis

Por Edith Gómez

Todos queremos poner en práctica las lecciones para ser exitosos, sin embargo, algunas veces nos dejamos agobiar por la situación que nos rodea.

En efecto, el panorama internacional muchas veces no luce alentador, y si nos referimos a América Latina, parece que las cosas son un poco más complicadas debido al poco crecimiento que existen en algunos sectores, por lo que nos llegamos a preguntar cómo es posible emprender bajo esta situación.

Pero no todo está perdido, las crisis económicas también presentan momentos idóneos para emprender y formar tu negocio. No permitas que este tipo de situaciones interrumpa sus sueños.

Tal como hemos mencionado, hay quienes insisten en que los tiempos críticos también presentan oportunidades, aun cuando esto implique ciertos retos. Por supuesto, no se trata de momentos en los cuales puedan tomarse riesgos grandes, porque las posibilidades de pérdidas también aumentan.

Pero, también es real que en estos momentos la creatividad es una de las grandes protagonistas, así como brindar una buena atención a los clientes. Si te organizas, es posible que puedas tomar algo positivo de las circunstancias adversas, claro, siempre siendo realistas.

Son muchos los emprendedores que han logrado tener éxito en los momentos de crisis, mientras que otros simplemente no han podido lograrlo. Tal vez, esto depende de la ideal a la cual apuntaron, las estrategias que aplicaron, o probablemente el no haberse adaptado a los nuevos desafíos que los tiempos imponen.

Por ello, queremos compartir contigo a continuación algunos consejos para que emprendas cuando los tiempos son de crisis.

Consejos para emprender en tiempos de crisis

1-De ser posible, enfócate en otro país: no te centres en la idea de que sólo debes aplicar tu idea a tu región, pues, hay países que ofrecen una gran potencialidad. Por ejemplo, Centro América y México se apoyan mucho en el sector turístico, y cuentan con socios a nivel comercial como, por ejemplo, Estados Unidos. Si está en tus posibilidades puedes extender tu mirada hacia otras localidades, pues, hay países que poseen una economía que se encuentra más consolidada, mientras que otros sólo dependen de importaciones.

2-Hay países que gozan de mayor estabilidad: por lo que su sistema institucional es mucho más sólido, como por ejemplo Chile, México, Perú, Colombia, entre otros, mientras que otros países no poseen instituciones tan estables y es imposible predecir cómo será su comportamiento económico, tal como Brasil, Argentina o Venezuela.

3-Observa cómo va cambiando el panorama: porque en tiempos de crisis, esto es un hecho, las cosas cambian, y cada país realiza diferentes tipos de inversión, por lo que una gran idea sería dirigir el emprendimiento a esos sectores o negocios que se encuentran creciendo. Hay menos probabilidad de pérdida monetaria si los recursos se invierten en esos campos. También es importante estar al día con las reformas implementadas en materia fiscal, de manera que el dinero no se vea comprometido, por lo que tal vez requieras de asesoría financiera antes de emprender.

4-Ubica cuáles son las necesidades:  y de estas hay muchas cuando hay crisis. A partir de estas necesidades que van surgiendo puedes generar ideas para diseñar productos o servicios dispuestos a cubrirlas. Por ejemplo, DeepSky, de Michael Hsu, comenzó en el año 2009, cuando Estados Unidos atravesaba una recesión económica, y esta empresa estaba orientada a brindar asesoría de contabilidad dirigido a las empresas cuyos gastos no pudiesen cubrir departamentos internos que lo hicieran.

5-Evita caer en las hipotecas: por muy difícil que se encuentre la situación, jamás pongas en riesgo tus bienes, especialmente tu casa, ya que puedes buscar otras opciones para lograr financiar tu proyecto, sin comprometer los recursos de los cuales dispones, al momento de hacer la primera inversión.

6-Concentrate en un producto o servicio: luego podrás diversificar tu idea, pero, en principio, no tomes el riesgo de intentar emprender con varios servicios o diferentes productos. Mantén el enfoque en uno sólo.

7-Ofrece precios justos: ya que, aunque las personas continúan haciendo gastos, estos procuran hacerlo con mayor cautela, por lo que debes tratar de evitar ofrecer precios muy altos.

8-Trabaja en buenas estrategias para promocionarte: aunque no quieras invertir en marketing, tal vez necesites hacerlo, ya que si se diseñan buenas estrategias tu negocio podría crecer, al igual que el número de ventas que logres concretar, así como también podrías atraer muchos más clientes.

9-Camina con calma: porque tal vez pienses que puedes apostarlo todo para que tu negocio crezca de manera rápida, pero esto pudiese resultar poco conveniente. Es mucho mejor si tomas el tiempo necesario hasta que tu iniciativa cuenta con unos ingresos constantes y se encuentre más consolidada. Luego sí puedes comenzar a expandir tu idea.

10-Recuerda ahorrar: muchos productos se encuentran en ofertas, así que toma la ventaja para que ahorres. Trata de disminuir tus gastos. También resulta una buena idea si ofreces tus servicios o productos como forma de intercambio por otros, es decir, como si fuese un trueque. Por ejemplo, puedes ofrecer un servicio a cambio que alguien te haga un trabajo para promocionarte. Esto te ayudará a consolidar mucho más tu negocio.

Tal como puedes ver, existen distintas maneras en las cuales pueden emprender, tomando las debidas precauciones para que logres concretar tus emprendimientos, y no dejarte llevar por todo el pesimismo que también suele estar presente en estos tiempos en los que imperan las crisis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *