Encienden la flama olímpica para conmemorar juegos de México 1968

Como hace 50 años, la Flama Olímpica volvió a brillar este viernes con motivo del Aniversario de la realización de los Juegos Olímpicos de México 68.

En esta ceremonia se dieron cita los medallistas de aquella gesta deportiva, que marcó la vida de los que subieron al podio.

Fue en la plaza olímpica del Comité Olímpico Mexicano (COM) donde se realizó el encendido de la antorcha, la cual tuvo como primer relevista a la nadadora master Laura Vaca, quien la recibió de manos del estadunidense Bob Beamon, medallista de oro y récord mundial en salto de longitud.

Antes, el medallista olímpico de Los Ángeles 84, Daniel Aceves, prendió la antorcha, para pasársela a la primera vicepresidente de la COM, Jimena Saldaña, quien la transfirió a los medallistas olímpicos de aquella época.

Participaron el exclavadista italiano Klaus Dibiasi, el mexicano Ricardo Delgado, el exnadador Michael Borton, el exsaltador Robert Seagren, quien brilló el salto con garrocha durante 10 años, así como Felipe Muñoz, que electrizó al país con la medalla olímpica y única en natación.

Una ceremonia sencilla pero emotiva fue la que vivieron los exatletas y medallistas olímpicos. Todos con recuerdos imborrables que marcaron sus vidas y transformaron su manera de ver el deporte.

“En el marco del 50 aniversario de los Juegos Olímpicos de México 68, un día como hoy de hace 50 años se inauguraron estos juegos que marcaron historia nacional e internacional”, señaló Jimena Saldaña.

El estadunidense Robert “Bob” Deamon se mostró complacido y emocionado por ser parte de esta celebración en un país que ama eternamente por todos los grandes recuerdos que le brindó y volver a estar con amigos de toda la vida.

Indicó que es un orgullo ser parte de una conmemoración relevante e importante en la historia del deporte olímpico de México.

“Es una gran idea, me siento feliz por ser parte otra vez de esta historia. Amo mucho a México”, dijo.

Felipe Muñoz, monarca olímpico de México 68, destacó la labor de todas las autoridades para ser posible este acontecimiento, el cual dejó cosas positivas al país y al movimiento olímpico porque a partir de México 68 se revolucionó el deporte en el país.

“Es como un cumpleaños de una competencia que vivimos hace 50 años. Me siento privilegiado de ser parte de estos festejos y vamos a ver cómo se cierra en el estadio de Ciudad Universitaria”, expresó.

La antorcha con la flama olímpica fue llevada al estadio de Ciudad Universitaria, para que la exvallista Enriqueta Basilio vuelva a prender el pebetero como hace 50 años.

 

vía Notimex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *