¿Estás usando los zapatos correctos?

Es importante conocer qué tipo de calzado es el más cómodo para usar ya que, si al caminar, el pie sufre alguna alteración, esto puede repercutir en toda nuestra estructura corporal. Los pies son una parte muy importante del cuerpo.

Un buen calzado puede prevenir diversas lesiones o alteraciones posturales, como dolores en las rodillas, en las caderas, en la espalda, en la planta del pie, y en el antepié, así como deformidades en los dedos y alteraciones en la circulación sanguínea de las piernas.

Por tanto, el calzado debe tener suficiente capacidad para que el pie entre adecuadamente. La punta del zapato debe ser ancha y con altura suficiente para mover ligeramente los dedos, además, se recomienda que no sea plano (tanto hombres como mujeres deben utilizar un tacón de altura moderada).

Asimismo, la suela  debe ser flexible en sentido horizontal para permitir que el pie se flexione y tenga los apoyos correctos al caminar. Si utilizas plantillas, los zapatos deben sujetar muy bien al pie, pero hay que tener en cuenta que el empeine no debe quedar apretado.

Recuerda que, si inviertes en un buen calzado, estarás invirtiendo en tu salud!  #UNAMPorLaSalud.

vía UNAM Global

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *