La fórmula para no endeudarse

 

En la actualidad, los mexicanos debemos ser muy cuidadosos con los créditos que financiamos, afirma Edgar Amador Zamora, profesor de la Facultad de Economía.

La decisión de endeudarnos es relativamente sencilla. Podríamos preguntarnos: ¿cuánto me cuesta el crédito y cuánto me va a producir lo que voy a financiar con esa deuda?

Es decir, si tomamos un compromiso de este tipo al 10 por ciento, y la inversión que hacemos de esos recursos da un rendimiento del 15 por ciento, es conveniente hacerlo.

En un contexto de incremento en el costo del dinero como el de este momento, tendríamos que buscar proyectos o alternativas de inversión que superen ese rendimiento, añade el también secretario de Finanzas de la Ciudad de México.

Mientras esa regla se cumpla nos convendrá recurrir al crédito de endeudamiento, enfatiza Amador Zamora.

Pero, si tomamos las tarjetas de crédito para pasear o irnos de reventón, el asunto no tendrá un rendimiento suficientemente grande como para pagar el crédito y que dejen un rendimiento, destaca.

En conclusión, debemos ser muy cuidadosos con las deudas que decidamos adquirir.

vía UNAM Global

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 + 18 =