motivación en tiempos difíciles

Cómo mantener la motivación en tiempos difíciles

Por Edith Gomez

Muchas veces, por distintas razones, nos encontramos frente a situaciones sumamente complicadas que, de alguna u otra forma, no son nuestra culpa. Sentimos que se nos escapa de las manos todo y no encontramos maneras para ser feliz.

Es difícil, evidentemente, mantenerse motivado bajo este tipo de momentos. Sin embargo, no es imposible. Todo depende de la forma en la que vemos la vida y cómo decidimos enfrentarnos a las dificultades.

Por esa razón, aquí te mostramos una serie de consejos para que logres mantenerte motivado, a pesar de lo que esté sucediendo en tu vida.

  1. Plantéate metas

¿Cómo motivarse si no sabes hacia dónde vas? ¿Cómo seguir un camino sin saber a dónde vas? No saber qué estás haciendo puede que sea uno de las principales razones por las que no te sientes motivado, sin importar la situación en la que estés.

En tiempos de crisis, podrá parecer que no tienes salida. Cada vez te sientes más golpeado por la vida y crees que no vale la pena intentar nada. Simplemente te resignas.

Sin embargo, esto es algo que debes y puedes controlar, de hecho, planteándote metas. Pensarás que no tiene sentido y que tu desmotivación no te permite ver algo posible. Pero no es así.

Tener metas concretas te ayudarán a saber lo que quieres y a buscar las formas de lograrlas. No necesitas crearte metas demasiado ambiciosas al principio. Comienza poco a poco, paso por paso, y verás cómo tu confianza y motivación aumentan a medida que concretas más logros.

  1. Controla tus pensamientos

En momentos difíciles, solemos tener un sesgo hacia lo negativo. Es decir, pensamos negativamente, le damos un mayor penso a los malos pensamientos y nos planteamos siempre los peores escenarios posibles.

En consecuencia, solemos tener más pensamientos negativos repetitivos que, a la larga, terminamos creyendo por no detenerlos.

Si bien es cierto que en determinadas situaciones es muy difícil hacer eso, es una tarea que todos podemos hacer. Cuando estés teniendo un pensamiento negativo, haz una pausa, analiza lo que pensaste y plantea una situación totalmente contraria.

Por ejemplo, si piensas que nunca vas a conseguir un buen trabajo, tienes que contradecir ese pensamiento. Di que sí podrás conseguir un buen trabajo. La repetición de pensamientos positivos te ayudará a mantener estable y motivado.

  1. Quejarse sólo quita más energía

Siguiendo la idea anterior, solemos pasar mucho tiempo quejándonos y lamentándonos de lo malo. Prestamos demasiada atención a lo negativo y sólo nos enfocamos de lo que no tenemos control.

Pero, tal como indican en la guía para mantenerse motivado de Gananci, lamentarse o culparse por algo que ha sucedido no te llevará a nada bueno. Debes tener en cuenta que habrá cosas que no podrás cambiar. Al aceptar esto, podrás tomar el control de las cosas que sí dependen de ti y puedes modificar.

No te quejes tanto, acepta lo que hay en tu entorno, analiza cómo puedes hacerle frente y toma acciones al respecto. Te sorprenderás por lo mucho que te frena quejarte todo el tiempo.

  1. Haz ejercicio

No es secreto los grandes beneficios que tiene hacer ejercicio y actividades físicas para salud. Fortalece nuestro sistema inmune, nos mantiene en forma, previene diversas enfermedades y, además, nos da mucha más energía para nuestro día a día.

En este sentido, hacer ejercicio de forma regular es también un gran aliado para mantenernos motivados y saludables en tiempos difíciles. No es necesario hacer rutinas de alta intensidad. Puedes hacer yoga, natación, ciclismo estático o cualquier actividad que se te ocurra. La idea es que tú mismo descubras lo que te agrade y puedas hacer sin problema.

Casi de forma inmediata, verás cómo tu cuerpo se activa, estás más dispuesto a hacer las cosas y aumenta tu motivación. Además, te sentirás bien contigo mismo y esto, sin duda alguna, es un gran impulso para enfrentarse de forma positiva a las adversidades.

  1. Asiste a un psicólogo

En ocasiones, hay situaciones que van más allá de nosotros y no podemos hacer nada. Distintos problemas pueden ser agobiantes hasta un punto en el que pudiesen tener repercusiones psicológicas. En estos casos, es totalmente que asistas a un psicólogo.

Podrás pensar, quizás, que los psicólogos no son necesarios y sólo deben buscarse en casos extremos. Sin embargo, asistir a algún especialista en esta área te ayudará inmensamente a resolver cualquier problema emocional o de salud mental que tengas.

Si no tienes dinero para acudir a un especialista, puedes averiguar en tu localidad sobre programas de apoyo psicológico gratuito. Verás cómo en cuestión de semanas irás sintiéndote mejor y lograrás canalizar mejor tus emociones. Además, estarás cuidando tu salud mental, una parte de nosotros que aún puede ser tabú y es muy descuidada en tiempos difíciles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *