siesta-go-madrid-krq--620x349@abc

Primer local para dormir la siesta atrae la atención en Madrid

España.-La costumbre española de dormir la siesta es también una oportunidad de negocio, con la que además se ayuda a los trabajadores a descansar en sus tiempos libres y recuperar energía para continuar con sus labores, afirmó la emprendedora española María Estrella Jorro de Inza.

En entrevista, la propietaria de Siesta&Go comentó el desarrollo de su proyecto que abrió las puertas en mayo pasado en la zona empresarial y financiera de Azca de Madrid, y que no considera un simple hotel sino una alternativa para el descanso.

“Viene todo tipo de perfiles, hombres y mujeres de más de 20 años hasta más de 50 años de edad; unos suelen estar 25 minutos, otros más de dos horas y algunos más”, precisó.

El local cuenta con un total de 19 camas, repartidas en siete habitaciones individuales y las demás en literas altas y bajas, en un espacio silencioso con luz tenue y climatizado, en los que el cliente accede con pantuflas, y si lo desea antifaz y pide ser despertado en tiempo determinado.

Los clientes pueden ir sin necesidad de reserva previa, solo acudir y asegurar que hay algún espacio, cuidar no hacer ruido y recibe cinco minutos de cortesía una vez se le despierta para darle tiempo de ponerse en marcha.

“La verdad es que lo hicimos con mucha ilusión, no sabiendo cómo sería, y ahora tenemos una clientela fija y no solo trabajadores, también ha llegado a aeropuertos y estaciones, y vienen turistas para descansar entre las horas de sus aviones o trenes”, expuso.

La siesta, una costumbre con la que se identifica a los españoles, es ahora requerida por ejecutivos, trabajadores y viajeros que necesitan un momento de descanso antes de continuar con sus actividades.

“Esta idea surgió con un viaje el año pasado en Japón donde vi sitios de descaso y los trabajadores pueden acudir en cualquier hora del día. Se llama Siesta & Go porque es costumbre en España dormir después del almuerzo”, recordó María Estrella.

Además de las habitaciones, el local cuenta con cinco mesas de trabajo para quienes desean trabajar, navegar por Internet o leer en silencio, así como recargar la pila de sus teléfonos y tabletas.

Los precios varían en función si se quiere una habitación individual, litera alta o baja, o simplemente recargarse en el sofá a descansar en compañía de un libro.

Sobre el desarrollo del negocio, la propietaria del local señaló que apenas se está en una fase inicial tras abrirse en mayo y ya “mucha gente se interesa por la franquicia que aún no se ha hecho, quizá en el futuro se haga”, pero de momento aspira a consolidar este primer establecimiento.

vía Notimex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *