Productores de Chiapas piden presupuesto de 21 mmdp para el 2019

GMx

En las últimas tres décadas el campo en el estado de Chiapas y en general en el país a traviesa una grave crisis. Pequeños y medianos productores se ven afectados por las políticas neoliberales implementadas desde el gobierno de Carlos Salinas, cuando se firmó el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá.

Preocupados por esta situación y con el objetivo de rescatar el campo y lograr la autosuficiencia alimentaria, diversas organizaciones campesinas de aquella entidad del sureste han implementado una propuesta que establece que para alcanzar dichas metas se requiere de un presupuesto para el 2019 de más de 21 mil millones de pesos.

El representante de la Red de Organizaciones Productivas para el Desarrollo Rural Sustentable de Chiapas, Hipólito Narcia Álvarez, comentó que de acuerdo a la propuesta se habla de un prepuesto total para el campo de cinco mil 349 millones 944 mil pesos en apoyo directos, y 16 mil millones en créditos.

Actualmente solo se financia el 6 por ciento de la superficie que se siembra en Chiapas. Si se desea reactivar el campo y las actividades productivas para que haya autosuficiencia alimentaria, se deben contar con créditos accesibles y preferenciales para los pequeños y medianos productores, con montos que les permitan hacerse de capital de trabajo.

No se puede reactivar el campo solamente con apoyos directos como lo ha planteado el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador. Con eso únicamente se logrará reactivar el tres por ciento de la superficie que se siembra en la entidad.

En general, para poder detonar la agricultura, ganadería, pesca y todas las actividades productivas en el estado, un total de 16 mil millones de pesos invertidos en créditos contribuirá a lograrlo a mediano plazo.

Manifestó que hace tres décadas comenzó el despojo y la exclusión de los pequeños productores a seguir trabajando la tierra, produciendo alimentos sanos y de calidad. Se abrieron las fronteras y los mercados para la importación de alimentos para favorecer a empresas trasnacionales.

Sin embargo, a pesar de esa crisis que se ha generalizado en todo el país, los pequeños y medianos productores han resistido a los embates de políticas de exclusión. Están a la espera de que la llamada cuarta transformación rescate a la pequeña agricultura familiar.

Esperan que en lo que resta del año y para el inicio del sexenio, en coordinación con las instituciones relacionadas al campo puedan trabajar para fortalecer la producción agroalimentaria, a partir de la propuesta que planean presentar al nuevo gobierno estatal y federal, surgida de las organizaciones campesinas que han vivido en crisis por más de 30 años.

Solicitaron, primeramente, a través de los medios de comunicación, que la propuesta presentada se tome en cuenta en el presupuesto de egresos de la Federación y del estado de Chiapas.

Afirmó que se trata de un diagnóstico de la problemática que existe en el campo desde hace varios años, misma que han trabajado desde hace meses con productores de todo el estado.

Proponen la implementación de ocho programas para el rescate del campo y la autosuficiencia alimentaria.

Los programas se dividen en estrategias productivas y comerciales, cada uno con un monto presupuestado; en el primer rubro se integran por el fortalecimiento organizativo 50 millones de pesos, Autosuficiencia alimentaria con un presupuesto de 2 mil 137 millones 994 pesos, Agregar valor a productos de origen agropecuario con 150 millones de pesos y Fomento a la investigación productiva con un mínimo de 100 millones de pesos.

En el caso de las estrategias comerciales se proyecta al apoyo a la comercialización rural de productos agroalimentarios con un presupuesto de 2 mil 720 millones de pesos, Comercialización rural de maíz amarillo, sorgo y soya con 92 millones de pesos, Infraestructura comercial para el acopio de granos y oleaginosas con un mínimo de 100 millones de pesos y finalmente el financiamiento integral al pequeño y mediano productor con un presupuesto de 16 mil millones de pesos.

Por su parte, Samuel Salas Hernández, miembro de la Red integrada por doce organizaciones en el estado, en los que se integran productores de maíz, frijol, caña de azúcar, cacahuate, café, sorgo, soya y arroz, así como también ganadería, leche y pesca, dijo que esperan ser escuchados por la administración del presidente electo Andrés Manuel López Obrador, pero también por el gobernador electo Rutilio Escandón Cadenas.

Importante mencionar que esta Red pertenece a la Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras Campesinas, con área de influencia en 20 estados del país, trabaja principalmente a pequeños productores de maíz, arroz, frijol, sorgo, caña de azúcar, café y otros productos agroalimentarios de la canasta básica.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *