Se suman especialistas a caso de muertes de manatíes en Tabasco

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) sumó a nuevos especialistas al grupo interdisciplinario que investiga las causas de la muerte de manatíes (Trichechus manatus) en el estado de Tabasco.

De esta manera, durante la nueva reunión de trabajo se contó también con la presencia de especialistas de la Asociación de Zoológicos, Criaderos y Acuarios de México, A.C. (AZCARM), así como de la Secretaría de Marina (Semar) y la Secretaría de Salud del estado de Tabasco.

Como resultado de esta reunión, los especialistas del Parque YUMKA, XCARET y Delphinus destacaron el interés para dar seguimiento de la evolución del ejemplar vivo que se tiene en observación en la Estación de 3 Brazos, de la Reserva de la Biosfera Pantanos de Centla, así como de apoyar en su atención veterinaria.

Además, se comprometieron a sumarse a la realización de toma de muestras y necropsias de los cadáveres de ejemplares frescos que se pudiesen encontrar en próximos días.

De igual forma, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) rindió informe sobre la toma de muestras de agua que inició el viernes pasado, cuyos análisis podrían concluir esta semana, señalando que los primeros resultados se podrían tener disponibles la semana próxima.

A fin de facilitar las labores de atención de la contingencia, la Profepa trasladó una casa rodante a la zona de Bitzales, para establecer un campamento que apoye la reacción inmediata de los especialistas, en caso de alguna incidencia con manatíes u otro ejemplar.

A su vez, la Secretaría de Salud estará atenta a brindar, de ser requerida, la atención médica a los pobladores en la clínica de la localidad, a la vez que autoridades de salud harán recorridos en la zona a través de sus brigadas epidemiológicas.

Posterior a la reunión, los especialistas se trasladaron a la Estación de 3 Brazos para hacer una revisión del ejemplar confinado, el cual se volvió a hidratar y se le tomaron nuevamente muestras sanguíneas para su análisis en laboratorio.

En coordinación con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), la Secretaría de Energía, Recursos Naturales y Protección Ambiental SERNAPAM-Tabasco, así como especialistas de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT) y de la AZCARM, continuarán aplicando las distintas acciones acordadas en el grupo interinstitucional.

Los recorridos de vigilancia continuarán realizándose por los afluentes del Rio Bitzal, para monitorear las poblaciones de los sirénidos presentes en la zona, y tratar de localizar manatíes afectados que requieran atención médico-veterinaria o cadáveres de ejemplares frescos, a los que se le pueda practicar necropsia.

También se tomarán muestras de los cadáveres de otras especies de vida silvestre o domésticos que se localicen en los cauces y que pudieran estar vinculados a los decesos de los manatíes.

Hasta el momento se han descartado las hipótesis sobre la muerte causada por microalgas o cianobacterias, así como la falta de alimento y desnutrición o la posible colisión con embarcaciones.

Por: Excélsior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *