urgen dar prioridad

Urgen dar prioridad a desplazados de Guerrero

Chilpancingo, Gro. El presidente de la Comisión Estatal de Defensa de los Derechos Humanos (Codehum), Ramón Navarrete Magdaleno, demandó dar prioridad a los pueblos que han sido desplazados por la delincuencia organizada en el municipio de Chilapa de Alvarez, la Tierra Caliente, y la zona Norte, en donde cientos de personas tuvieron que cambiar de vida, y se vieron en la necesidad de irse a otro lugar.

Por su parte, el obispo de la diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, pidió a la ciudadanía solidarizarse con los desplazados de las comunidades de Tepozcuautla, Ahuihuiyuco y Tetitlán de la Lima, municipio de Chilapa de Alvarez en la Montaña Baja, que sufren el acoso, la persecución y el hostigamiento de los grupos de la delincuencia organizada.

Al respecto, el Navarrete Magdaleno, urgió redoblar esfuerzos con el caso de los desplazados, y además darles seguridad.

Sostuvo el ombusdman, que en los casos de desplazados que se presentan en Chilapa, la Tierra Caliente, y en la zona Norte en donde se han visto afectados los pueblos “existe la intención de trabajar con la autoridad de manera conjunta. El gobernador(Héctor Astudillo) ha expresado su voluntad de brindar seguridad a los pueblos para que no se desplacen”.

Por su parte, Salvador Rangel, obispo de la diócesis Chilpancingo-Chilapa, dijo que la iglesia católica está con los pueblos desplazados “debemos de ser solidarios, todos los católicos debemos ayudarlos, apoyarlos, darle algún alojamiento, comida, trabajo si es posible”.

Entrevistado, al término de la misa dominical, manifestó que “el desplazamiento forzado, es simplemente una muestra de lo que está sucediendo en Guerrero, y en algunas otras entidades del país. La corrupción por la que estamos pasando es lamentable. Realmente dan mucha pena estas personas que, prácticamente de una manera obligada son desplazadas y tienen que irse con familiares, a otros municipios, incluso, hasta fuera del estado”.

Y luego dijo tajante “aquí grande parte de la responsabilidad la tienen los tres órdenes de gobierno, el federal, estatal y municipal, porque han sido desplazadas por el crimen organizado. ¿Para qué se quiere a los elementos del Ejército Mexicano en las calles, o en retenes en las ciudades?-preguntó-. No: que mejor vayan a estos lugares donde están atacando a las familias guerrerenses”.

Consideró el obispo que al gobierno le está fallando la estrategia de seguridad actual “hace falta mucha labor de inteligencia por parte de las autoridades correspondientes. Sabemos que los grupos del crimen no son muchos, no pasan de 20 ni de 30, ellos saben quiénes son y dónde operan”

Recordó que en reiteradas ocasiones ha insistido “de por qué no van directamente a esos lugares. Por qué no peinan esos lugares. Y es aquí donde uno sospecha que posiblemente haya ciertos compromisos(del gobierno) porque siguen operando(la delincuencia)”.

Vía La Jornada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Trece + 19 =