22 latinos entre los casi 100 desaparecidos en el colapso de edificio, en Miami

GMx

Tras el derrumbe de un condominio residencial Champlain Towers, de 12 pisos en Miami, Florida, ha comenzado el recuento de los daños.

Se reportan al menos 99 desaparecidos y 22 de ellos son latinoamericanos: nueve son de Argentina, seis de Paraguay, cuatro de Venezuela y tres de Uruguay, según funcionarios en esos países.

Los rescatistas sacaron a decenas de sobrevivientes y siguen buscando a más, aunque solo se reportaba una muerte.

Autoridades consulares de Argentina han emitido un comunicado, donde informan que tienen conocimiento de la desaparición de nueve de sus ciudadanos.

Nicholas Fernández pasó horas tras el derrumbe intentando llamar a dos amigos que se estaban quedando en el edificio con su hija más joven.

La familia había llegado a Estados Unidos para escapar del brote de COVID-19 en Argentina, su país de origen, dijo Fernández.

“La esperanza es que, quizás, alguien escuche el llamado. Sé que hay perros adentro”, agregó.

“Sé que puede sonar ridículo lo que digo, pero mientras no escuchemos lo contrario, siempre hay esperanza”.

La cancillería de Paraguay confirmó que había seis desaparecidos después del colapso: Sophia López Moreira, hermana de la primera dama del país, su esposo Luis Pettengill, y sus tres hijos.

“El edificio quedó literalmente aplanado”, dijo Charles Burkett, alcalde de Surfside. “Es algo desgarrador, porque significa, en mi opinión, que no tendremos tanto éxito como esperábamos en encontrar personas con vida”.

Horas después del derrumbe, los rescatistas intentaban llegar a un niño atrapado, cuyos padres se creía que estaban muertos.

En otro caso, los rescatistas salvaron a una mujer y su hijo, pero la pierna de la mujer tuvo que ser amputada para sacarla de entre los escombros, dijo Frank Rollason, director de Gestión de Manejo de Emergencias de Miami-Dade, reportó el Miami Herald.

En videos, se muestra a bomberos sacando a un muchacho del derrumbe, pero no estaba claro si era la misma persona que mencionó Rollason.

El gobernador Ron DeSantis, quien visitó el lugar, dijo que la televisión no captaba la escala de lo sucedido.

Los equipos de rescate hacen “todo lo que pueden para salvar vidas. Eso continúa y no van a descansar”, comentó.

Equipos de entre 10 y 12 rescatistas entraban entre los escombros con perros y demás equipamiento, trabajando hasta que se cansaban de cargar cosas pesadas, momento en que salían y dejaban entrar a un nuevo equipo, informó el director financiero de Florida, Jimmy Patronis, jefe de bomberos del estado.

“No van a parar sólo porque caiga la noche”, dijo Patronis a la televisora de Miami WPLG. “Quizás sólo sigan un camino diferente”.

El derrumbe arrancó paredes y dejó expuestas algunas viviendas en la parte del inmueble que permaneció en pie, dando el aspecto de una enorme casa de muñecas. En videos transmitidos por la televisión, se ven camas, mesas y sillas al interior. Aires acondicionados colgaban de algunas partes del edificio, y en fotografías aéreas parecía que partes del área del estacionamiento bajo la estructura estaban colapsadas.

(Con información de El Financiero)

(Foto de Twitter: Ricardo Robaina)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *