A 100 años de su muerte, realizan homenaje a Ramón López Velarde en el Senado

GMx

La Cámara de Senadores homenajeó a Ramón López Velarde, poeta de la Patria, escritor zacatecano, quien no sólo se destacó por su obra literaria, sino por expresar, a través de la prosa y la poesía, los acontecimientos que se vivían en el México Revolucionario de inicios del Siglo XX.

El presidente de la Mesa Directiva, Eduardo Ramírez, encabezó la ceremonia con motivo de la conmemoración del Centésimo Aniversario Luctuoso del escritor, a propuesta de los coordinadores de Morena y del PRD, Ricardo Monreal Ávila y Miguel Ángel Mancera Espinosa, respectivamente.

En el Salón de Sesiones del recinto parlamentario, donde se montó una ofrenda floral y el retrato de Ramón López Velarde, Eduardo Ramírez aseguró que el poeta, quien sufrió las consecuencias de la gesta revolucionaria, ocupa un lugar de privilegio en la literatura mexicana.

Expresó que no sólo fue un revolucionario por su estilo modernista y por ser ferviente simpatizante de la causa democrática antirreeleccionista, que encabezó Francisco I. Madero, sino porque, “con singular valentía y arrojo”, a través de sus letras evidenció y combatió a gobernadores y jefes políticos porfiristas.

Además, dijo, fue un duro crítico de Victoriano Huerta y condenó enérgicamente el asesinato del senador Belisario Domínguez.

El legislador recordó que, en los primeros meses de 1921, en el marco del aniversario de la Independencia, escribió su obra emblemática: “Suave Patria”. La presidenta de la Comisión de Cultura, Susana Harp Iturribarría, destacó que, a Ramón López Velarde, a pesar de morir muy joven, se le calificó como el último poeta modernista y “el más grande e importante de su generación”.

El llamado “Poeta de la Patria”, agregó, falleció el 19 de junio de 1921, a los 33 años, sin saber la grandeza de su nombre y de su obra.

En aquella época, más de 60 mil ejemplares de la revista “El Maestro” se distribuyeron en las escuelas con la impresión del célebre poema “La suave patria”. Sin embargo, aún ahora muchas de sus obras, de igual calidad, no se conocen en profundidad, aseveró la senadora de Morena.

Por su parte, el presidente de la Junta de Coordinación Política, Ricardo Monreal Ávila, afirmó que el escritor fue un hombre que supo percibir, entender y expresar, a través de la poesía y la prosa, los acontecimientos que se vivían en el México Revolucionario de inicio del Siglo XX.

Una de sus facetas menos conocida fue la del político reflexivo: incisivo en sus comentarios y preciso en sus diagnósticos. Esto lo condujo a ser candidato a diputado suplente por Jerez, y lo acercó a los ideales de Francisco I. Madero; sin embargo, agregó Monreal, su vocación y capacidad de hombre de letras y de versos profundos, lo apartaron de la vida política.

“La suave patria”, detalló, es el poema más conocido del autor zacatecano, memorizado por niñas y niños, reiterado en los concursos de declamación y exaltado como un objeto patriótico y de fe provinciana; pero no es el único de los poemas y de las letras que aún siguen inspirando a las nuevas generaciones.

El líder de la bancada de Morena indicó que López Velarde le escribió a un México que nos regala la vida y, junto con ello, la posibilidad de crecer libres, de ser mujeres y hombres en plenitud. “Como zacatecano, como mexicano y como alguien que ha disfrutado su obra, es un honor estar presente en este homenaje a un hombre universal”.

A cien años de distancia, agregó, el Senado de la República le rinde un merecido y, quizá, tardío homenaje. “Ahora quedarán para siempre plasmadas en estos muros las letras del nombre del poeta y, con ello, toda su obra”. Miguel Ángel Mancera Espinosa, senador del PRD, afirmó que este homenaje es histórico y será recordado como el día en que el Poder Legislativo de México hizo un justo reconocimiento a uno de los más grandes poetas del país.

Consideró que, al inscribir el nombre de López Velarde, se deja claro el lugar que tiene la cultura y el arte en el quehacer legislativo. “Al inscribir su nombre, inauguramos el Muro de Honor de este recinto legislativo, y podemos decir, que es un artista que está a la altura de nuestros héroes”.

Posteriormente, se develó en el Muro de Honor del Salón de Sesiones, una placa con la leyenda, en letras doradas: “Ramón López Velarde, Poeta de la Patria”.

Asimismo, como parte de la ceremonia, el poeta Hernán Bravo Varela llevó a cabo la declamación de un fragmento del poema emblemático del escritor y el violinista Humberto López Sánchez y la guitarrista Alejandra Reyes Zamorano, integrantes de la Camerata Metropolitana, interpretaron una selección de música de Manuel M. Ponce y de Astor Piazzolla.

Posteriormente, se inauguró, en la galería abierta del Senado, la exposición “Perpetuidad de los mustios corazones”, colección de carteles en la que participan 27 jóvenes artistas mexicanos, que reflejan la vida y obra del poeta Ramón López Velarde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *