América golea 3-0 a un Atlas sin rumbo

América recuperó la sonrisa después de vivir una semana complicada en la que su afición volvió a cuestionar la continuidad del técnico Ignacio Ambríz, gracias a 3-0 a domicilio frente al Atlas. Un triunfo que le sirve para recuperar la tranquilidad.

De que el grupo de jugadores americanistas está con Ambríz no existe duda. El apoyo, que en la semana dijeron existe, se observó en la cancha con un desempeño que distó mucho de lo que presentó en el empate ante el Puebla en casa. Ganó, goleó y gustó, como dictan las obligaciones en Coapa.

Si bien el equipo rojinegro tuvo tres interesantes opciones de gol en la primera mitad, dos desaprovechadas por Arturo González, con remates que apenas se fueron desviados del arco, y una más por Gonzalo Bergessio, con un testarazo que lamió el cuadro, los americanistas fueron los que llevaron el rimo del partido.

Con Sambueza al frente del pelotón intentaron llegar con soltura al área rival, aunque con ciertas complicaciones por el buen ánimo del equipo local. Y aun así, pudo ponerse al frente del marcador en el minuto 41, después de que el zurdo naturalizado mandara un centro que desvió Álvaro González para meter el esférico en propia puerta.

Fue en la complementaria en la que los azulcremas demostraron su mejor forma, aunque sin lanzarse de manera desbocada al ataque. Ordenados en su parte baja apostaron al contragolpe con resultados óptimos ante unos Zorros que se desconectaron con la salida del lesionado Rafael Márquez.

En el minuto 57, Darío Benedetto gestó un latigazo que finalizó en gol; esperó a que Oribe Peralta se moviera y le filtró el balón para que definiera con una vaselina. Un minuto después, el ariete de origen argentino, volvió a aparecer para servirle esta vez a Sambueza, quien apenas al entrar al área sacó un tiro cruzado para el 3-0 final, que sirve para tranquilizar su entorno.

por Excélsior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *