Amnesia selectiva: La Feria

SR. LÓPEZ

Murió tío Ricardo (tío bisabuelo), del lado materno-toluqueño, católico a machamartillo, de misa diaria, rosario también, a rodilla todos, él, su esposa (tía Beatriz que era una dulzura), y sus nueve hijas (cosas de Dios); y al ir a dormir, todos en voz alta, al mismo tiempo, recitaban el ‘Ángel de mi guarda’. Aparte de muy católico, era pobre de solemnidad, que de su casa hubiera huido San Francisco de Asís. Bueno, pues murió y lo velaron tendido sobre la mesa de la cocina (no tenían comedor), el cajón llegó a la mañana siguiente, de pino con bisagras de puerta y cerrojo con un candado Yale, hecho por el carpintero del barrio que conmovido, no quiso cobrar; igual, entre rezos, a nadie extrañó el desfile de monjitas a lo largo de la noche, por lo buen católico que siempre fue. La tía se mosqueó un poco por el recado de parte del Obispo: le harían misa de cuerpo presente en catedral, celebrada por él… con coro; bueno, pues sería mejor católico de lo sabido. Al llegar a catedral, nomás entrando el tío al atrio (en su caja de pino, bisagras de puerta y candado Yale), una veintena de monjas y una multitud de niñitos, jóvenes y adultos, empezaron un aplauso como para Pedro Infante resucitado y la tía muy asombrada fue con la que le pareció pudiera ser la Superiora (la más vieja, con bigote), y preguntó qué pasaba: -Don Ricardo nos mantuvo siempre a nosotras y  nuestro orfanatorio, su marido era un santo, señora –tía Beatriz y sus hijas fueron las únicas que no asistieron a la misa… ni al entierro. Viejo canalla.

En los tiempos que corren, en este planeta, las migraciones masivas son un problema muy serio. Quienes abandonan su patria buscando seguridad o trabajo, son seres humanos a los que la adversidad arrolló. No es deporte, es tragedia.

En el caso de los migrantes africanos que cruzan el Mediterráneo para tratar de entrar a Europa, Europa se lo ganó. Durante siglos expoliaron al continente, los mal dividieron en países arbitrariamente, les impusieron dictaduras y luego les organizaron golpes de Estado que los han bañado en sangre. Cuestión complejísima, estruja el alma… y la solución, si la hay, no será fácil.

En el caso de la migración de mexicanos a los EUA, a ver si algún día los políticos de allá y los de acá, aceptan que fue una bajeza de las dos partes, abandonar el programa de trabajadores temporales (los famosos ‘braceros’), para hacerse de la vista gorda ellos y nosotros: los de allá por economizar, pagando lo que les pega la gana, sin ninguna prestación social; y los de acá para dar salida al desempleo, la desigualdad y la falta de oportunidades de muchos que así resolvieron sus vidas (y mandan miles de millones de dólares cada año, de pilón). Los dos lados cargamos responsabilidad. Ahora, gracias a la reproducción intensiva que nos caracteriza, resulta que son millones de mexicanos nacidos allá, con nacionalidad yanqui… ya no les gustó; bueno, pues no hay remedio.

La entrada a México de centroamericanos, caribeños, africanos y asiáticos, no resulta de expolios o abusos de nosotros a sus países, ni vienen acá, es migración rumbo a los EUA; los trabajadores del campo que año con año cruzan de Centroamérica a México, son un flujo y reflujo inveterado y autorregulado, parte de la vida de nuestro Sur en el que la verdad, la verdad, a esos efectos y el comercio recíproco, no hay frontera, nunca la ha habido. Cosas veredes.

Lo que ahora pasa, esta ilegal migración masiva, empezó hace años, sola, se contuvo (mal), como se pudo, pero el mundo sabía: cuidado con México, la autoridad no la pone fácil y la delincuencia organizada, peor… y de repente:

“Salió el viacrucis migrante encabezado por el padre Solalinde. EPN en vez de hostigarlos debe garantizarles la libertad de tránsito”. AMLO lo puso en redes sociales, 15 de abril de 2015.

“EPN calla ante Trump, nosotros decidimos enfrentar la xenofobia y defender a los migrantes”. AMLO, 14 de junio de 2017.

“Venimos a expresarles nuestro más absoluto apoyo y nuestra solidaridad. No están solos los migrantes”. AMLO en el Auditorio de Nuestra Señora de Guadalupe en Nueva York, el 13 de marzo de 2017.

“Vamos a ofrecer empleo, trabajo a migrantes centroamericanos, ése es un plan que tenemos, el que quiera trabajar en nuestro país va a tener apoyo, una visa de trabajo”. AMLO, ya Presidente electo, 17 octubre 2018.

“Donde come uno, comen dos,México garantizará protección a los migrantes centroamericanos que buscan llegar a EU”. AMLO, 21 octubre 2018.

“En un gesto histórico, el Gobierno de López Obrador ha ofrecido permisos de residencia por razones humanitarias a todos los migrantes centroamericanos este jueves en la frontera”. Diario ‘El País’, España, 18 de enero de 2019.

Esto explica la avalancha de migrantes. Corrió como reguero de pólvora la información. Traficantes de personas de todo el mundo supieron que la entrada a los EUA estaba en la frontera sur de México: puertas abiertas.

Luego el Trump nos apretó con los aranceles. Ahora nuestra Guardia Nacional es un muro de carne. Y quede claro: nada hay en el derecho internacional que obligue a un país a recibir migrantes. Sí sobre el trato humanitario que se les debe dar.

Solo para algunos patriotas de salón, México ha sido ‘refugio’. Nunca. Se han hecho excepciones, sí, muy buenas, pero son eso: excepciones. México, siempre lo supo el mundo, no era ‘la mejor idea’ para inmigrar ilegalmente o tratar de pasar rumbo a los EUA… y a manos de delincuentes han desaparecido miles y miles de migrantes; vergüenza nacional.

Ahora más negacionismo:La caravana migrante no es un movimiento espontáneo, hay conducción política (…) los elementos de la Guardia Nacional que vigilan la frontera sur de México han resistido y no han utilizado la fuerza (no son palabras textuales, pero eso dijo nuestro Presidente el viernes pasado).

Por cierto: “Mientras más se afana por congraciarse con Trump, más bajo cae Peña por la pendiente del desprecio nacional”. AMLO, el 17 de junio 2017.

Amnesia selectiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *