Aportan pruebas que benefician a necaxistas

Aguascalientes.- La defensa legal del futbolista uruguayo Luis Gorocito afirmó que se han desahogado pruebas suficientes para acreditar la inocencia de su cliente, recluido en el Cereso de esta ciudad junto con Alejandro Molina, ambos acusados de lesionar al estudiante Luis Mariscal López, quien sigue grave en el Hospital “Miguel Hidalgo”.
Tras las rejas del Juzgado Primero Penal, este viernes los futbolistas escucharon el testimonio de dos hombres que afirman haber presenciado el altercado de los deportistas con cuatro personas, entre ellas Luis Mariscal, la prima de éste y dos amigos durante la madrugada del domingo en la Plaza Arcos, así como dos videos en los que aparecen.
El jugador necaxista Héctor Benjamín Joya no se presentó al Juzgado Penal a rendir la testimonial para la que se le había requerido, por haber sido testigo presencial del suceso; y el abogado defensor de Gorocito, Diego Hernández, se desistió de un interrogatorio a Emilio Leal Castro.
“Que se tenga por desistiendo del interrogatorio porque las pruebas desahogadas son contundentes para acreditar la inocencia de mi defendido”, dijo el litigante al cierre de la diligencia de declaración de Irvin Jahaziel Flores Guardado dentro de la causa penal 0194/2015.
Los necaxistas ingresaron al Penal para Varones la madrugada del martes pasado, acusados del delito de lesiones dolosas calificadas, con la agravante de alevosía, que no admite la libertad bajo fianza. De reclasificarse el delito por el de lesiones en riña los inculpados podrían obtener la libertad bajo fianza.
Luis Gorocito se careó con Roberto Alderete, amigo de Mariscal López, en el Juzgado Penal, ante quien afirmó que él fue el primero que recibió golpes de quienes ahora lo acusan, y que los hechos ocurrieron en una riña. Alderete rechazó la versión de Gorocito y sostuvo que fue una agresión con alevosía.
También compareció Eduardo Alderete, hermano de Roberto, quienes junto con Susan García López, estaban con Mariscal la madrugada del domingo.
Este viernes, la juez Margarita Zapata ordenó una diligencia de inspección en la Plaza Arcos, en donde se localizan los bares “Barezzito” y “La Cantinita”.
La juzgadora señaló que una vez que la defensa se ha desistido de pruebas que había ofrecido y otras ya se realizaron, se centrará en el estudio del expediente para resolver la situación legal de Luis Antonio Gorocito y Alejandro Molina Núñez este domingo.
Acuerdan despertar a Luis. Especialistas en neurocirugía y terapia intensiva comenzaron el procedimiento para sacar del coma inducido al estudiante Luis Rodolfo Mariscal López, quien presuntamente fue golpeado por los jugadores nexacistas Luis Gorocito y Alejandro Medina, en espera de que despierte para realizarle una nueva valoración.
Una vez que se suspendió la sedación se espera que en un lapso de entre 24 y 72 horas el joven Mariscal despierte, aunque hay pacientes que tardan hasta una semana en recuperar la conciencia.

por EL UNIVERSAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *