Apretado triunfo del Querétaro sobre la Universidad de Guadalajara

 Un penalti muy rigorista marcado por el árbitro Miguel Ángel Flores, en tiempo de compensación, por una supuesta falta de Félix Araujo sobre Ángel Sepúlveda, decreta un apretado triunfo del Querétaro, 1-0 sobre la Universidad de Guadalajara.
La polémica decisión arbitral se produce cuando el 0-0 descansaba en la bolsa de los Leones Negros, en su lucha por no descender. Sin embargo, hay que decir que el mismo nazareno había dejado de pitar dos faltas en el área tapatía.
En el amanecer del compromiso, tras el cobro de un córner por la punta derecha, Yasser Corona recompone la figura y conecta un cabezazo que logra rosar el poste izquierdo del marco defendido por Humberto Hernández.
La batalla se compone en el complemento y en el minuto 49, Fernando Guerrero suelta el “caballazo” contra “Tito” Villa dentro del área. El silbante no se anima a marcar el claro penalti.
Después, la UdeG mejora y pone en predicamentos el área defendida por el guardameta debutante, Tiago Volpi. En la más cercana, Fidel Martínez llega de frente al marco y conecta un testarazo, al 61, que aterriza encima del horizontal.
Un minuto después reacciona Querétaro, y Emanuel Villa arriba al área con determinación, sólo que cabecea a un costado del poste derecho de Hernández.
Y cuando por fin los queretanos logran sacudir las redes visitantes, al 82, el centro de Édgar Pacheco encuentra en fuera de lugar a Patricio Rubio, quien ya había logrado empujar el esférico a las redes.
Más tarde, al 84, Reinoso comete un claro penalti contra Sepúlveda, al que golpea dentro del área, más el nazareno ignora la falta.
Hasta que por fin, al 93, en una acción en la que se enredan Araujo y Sepúlveda, el árbitro “compensa” y decreta el penalti que convierte “Sinha” con elegancia, luego de engañar al guardameta.

vía EL UNIVERSAL

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *