Arranca AMLO obras del Tren Maya; exige a ICA terminar en tiempo y forma, sin excusas

GMx

Tras un viaje por carretera de más de mil 600 kilómetros y sin cubrebocas, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dio el banderazo de arranque a las obras del Tren Maya en el tramo Izamal-Cancún, que comprende unos 520 kilómetros de doble vía férrea.

En plena pandemia por el COVID_19 y en el día uno de la “nueva normalidad”, AMLO puso en marcha uno de sus proyectos emblemáticos que ha defendido a capa y espada, argumentando que se impulsa el desarrollo del Sur Sureste.

Durante el evento, pidió a los Ingenieros Civiles Asociados (ICA), la empresa con la concesión para construir este tramo, concluir en tiempo y forma porque el presupuesto de 27 mil millones de pesos contemplado para este tramo no se ampliará. “No puede haber de que calculamos más y necesitamos más recursos”, soltó.

El tren, reiteró, además de integrar el Mundo Maya a lo largo de Quintana Roo, Campeche, Tabasco, Chiapas y Yucatán, es una forma de reivindicar al sureste mexicano y generar unos 150 mil empleos directos e indirectos.

López Obrador informó que además de las dependencias involucradas en la supervisión y verificación de los cumplimientos de los contratos de obra, nombró al empresario Daniel Chávez, de Grupo Vidanta, como su representante para que lo apoye en la supervisión del Tren Maya.

“Le he pedido a Daniel Chávez, que es un empresario del sector turístico que me represente y que pueda llevar a cabo la supervisión de esta obra. Desde luego esta obra va a ser atendida por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, por el ingeniero Javier Jiménez Espriú; por Miguel Torruco, secretario de Turismo y también por Fonatur, por Rogelio Jiménez Pons, que es el encargado, responsable por parte del gobierno federal para este proyecto”, expuso.

Rogelio Jiménez Pons, director del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), comentó que según las previsiones de ONU-Hábitat más de 1 millón de personas saldrán de la pobreza gracias al tren, además de que este por sí sólo permitirá un crecimiento económico de 1.6 por ciento.

Guadalupe Phillips Margain, directora general de empresas ICA, dijo que la obra incluirá además de los 520 kilómetros de vía férrea doble, otros 224 de carretera, pues se ampliarán dos carriles más para que la actual vía de comunicación Cancún-Mérida mantenga sus cuatro carriles y conviva con el Tren Maya cuando éste entre en funcionamiento.

(Con información de El Economista)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *