Atiende Conafor en época crítica 6 mil 224 incendios forestales; aumento de 12%, reporta

GMx

Pese al fenómeno de La Niña, que provocó condiciones extremas de sequía en el país, en este año solo incrementó un 12% más el número de incendios forestales en comparación con 2020, asegura la Conafor.

Durante los meses críticos de incendios forestales, pese a las malas condiciones meteorológicas, así como las causas humanas que los provocaron, se atendieron 6 mil 224 incendios que se reportaron del 1º de enero al 1º de julio, los cuales alcanzaron una superficie de 559 mil 393 hectáreas.

El 92% de la afectación correspondió a hierbas y arbustos, vegetación que se recupera rápidamente con la llegada del temporal de lluvia, y el 8% restante correspondió a arbolado adulto.

Con ello, menciona, mediante la coordinación interinstitucional se sumaron acciones, capacidades y recursos para atender dichos incendios forestales, eficientando la infraestructura de monitoreo y operativa ubicada en 6 Centros Regionales de Manejo del Fuego ubicados en los estados de Sonora, Durango, Coahuila, Jalisco, Puebla y Campeche; así como de los 32 Comités Estatales de Manejo del Fuego, integrados por técnicos especializados y de 3 mil 772 combatientes de diversas instancias federales, estatales y municipales, con recursos erogados por la Conafor, además de equipo especializado terrestre y aéreo.

Esta organización operativa y la disposición por parte de la Conafor para gestionar recursos del Presupuesto de Egresos de la Federación y del Programa de Compensación Ambiental por Cambio de Uso del Suelo, así como de otras fuentes, permitió la capacidad financiera necesaria para atender prioritariamente la prevención y extinción de los incendios forestales y con ello se está dando cumplimiento a las metas establecidas.

Asimismo, explica que dada las condiciones atípicas presentadas por la falta de lluvia, sequía y altas temperaturas, así como las causales principales que se debieron a actividades ilícitas, agrícolas o de origen desconocido (71% de las causas totales), ocasionaron un 12% de incremento de incendios y 88% en superficie, en comparación con 2020, un año que fue poco complicado y que la actual cifra resulta menor en relación con otros años en que también se presentaron condiciones de ENOS -La Niña meteorológicas extremas, como lo fue en 1998, 2011 y 2017 en los cuales ocurrieron entre 8 a 14 mil incendios forestales anuales.

Agrega, que se destaca la participación extraordinaria por indicaciones del Ejecutivo Federal, de la Sedena, Guardia Nacional y Conagua, así como los apoyos presupuestales, de recursos humanos y equipo especializado, como helicópteros de estas dependencias. Por otro lado, también ha sido sobresaliente la participación de dependencias y entidades de la Administración Pública Federal que coadyuvan en la prevención, detección y combate de los incendios forestales, como son: Semar, Sedena, SSPC, CNPC, SSA, Sectur, Sader, Capufe, AEM, Profepa, SMN, Conabio, Inecc, Inah, Inegi, PA, Inifap, Conanp, Inpi, Came, SER, FGR, SEP, Conacyt, Semarnat y Conafor.

Además, hay en proceso convenios entre Conafor – Sader y Conafor – Bienestar, para reducir y controlar las quemas agropecuarias, ya que año con año, son una de las principales causales de incendios forestales.

En suma, la dependencia federal afirma que, en el balance realizado, a pesar de que las condiciones climáticas fueron desfavorables, los resultados se han traducido en una mayor eficiencia de los recursos financieros y humanos propios de la Conafor y de otras instancias gubernamentales, y en la reducción al máximo factible de los daños a los ecosistemas forestales y a la biodiversidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *