Avanza ley contra el uso del burka en Holanda

La Haya.- El gobierno de Holanda dio un paso más para la prohibición  del uso de burkas y niqabs en edificios estatales y en el transporte público, después de que el Parlamento aprobara ayer con amplia mayoría un proyecto de ley al respecto.

Estos velos que utilizan las mujeres musulmanas estarán prohibidos en hospitales, escuelas, el transporte público y edificios públicos una vez que la iniciativa sea aprobada por la Cámara Alta del Parlamento, donde se prevé que también sea validada.

De esta forma, Holanda se convertirá en el cuarto país europeo en prohibir el burka, después de Francia, Bélgica y Bulgaria.

El velo impide la comunicación e identificación, declaró el ministro del Interior, el socialdemócrata Ronald Plasterk, en el Parlamento. En los edificios públicos es “decisivo” que la gente pueda “verse entre sí”, consideró.

Las mujeres musulmanas podrán seguir usando los velos corporales o del rostro en la calle o plazas. Si no se cumple con la nueva disposición, se podría enfrentar una multa de hasta 400 euros.

La ley generó una fuerte oposición. El Consejo de Estado, el mayor órgano de asesoramiento jurídico del gobierno, se manifestó en contra de la legislación en varias ocasiones y consideró que no hace falta establecer una prohibición, que además no se conduce
con “la libertad de culto”.

La semana pasada, un grupo de musulmanas vestidas con burkas y niqabs se manifestó frente al Parlamento para protestar por la ley.

La prohibición representa un ataque a la libertad de culto y a los derechos personales, dijo Karima Rahmani, una de las activistas. “La ley viola mi libertad de ser como quiero”.

Varios analistas y la oposición de izquierda acusaron al gobierno de llevar adelante una “política simbólica”. “Es una política del miedo”, indicó el semanario Vrij Nederland.

En Holanda, sólo unas 100 mujeres musulmanas utilizan el burka o el niqab, de una población de 17 millones de habitantes, según cifras oficiales.

Escuelas, universidades, los médicos y los servicios de transporte también estaban en contra de la prohibición. Según dijeron, en el pasado nunca hubo problemas con la identificación de mujeres con velo.

En los controles en aeropuertos, autobuses, trenes y en las oficinas públicas estas mujeres exhibieron siempre su rostro cuando se les pidió.

Algunas escuelas y universidades habían prohibido por su cuenta el uso del velo porque consideraron que impide la comunicación.

El populista de derecha Geert Wilders fue el primer político en proponer una iniciativa al respecto hace 11 años. El Parlamento aprobó su propuesta, pero nunca entró en vigor.

vía  DPA Y EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *