Betty sin cabello por una buena causa

Cd. de México.-Betty Monroe se vio al espejo y preguntó “¿no me veo tan fea?”. Su cabeza luce a rape debido a una escena donde Esperanza, su personaje en la telenovela “Sueño de amor”, decide cortarse el cabello antes de perderlo por la quimioterapia a la que es sometida para combatir el cáncer; fue un momento difícil para la actriz, pero aseguró que vale la pena.
“Estuve meses pensando si lo iba hacer; dije ¿por qué no? Hay que hacerlo. Juan Osorio me dio la oportunidad de ser protagónica después de 20 años de estar trabajando y creo que mi personaje lo valía, lo vale mi producción, lo vale la historia, creo que es algo muy importante”, dijo Monroe.
Antes de hacer la escena Betty tuvo que hacer respiraciones profundas varias veces porque confesó que se la pasó llorando toda la noche, porque después de 38 años con el cabello largo esto sería un cambio radical para ella, pero comprendió que esto era necesario para su papel.
“Hicimos todas las preparaciones para que fuera caracterización, pero había este proceso de decidir si lo hacía ella, y tomó la decisión, yo soy muy afortunado de tener una protagonista que no tenga miedo al ridículo, al qué dirán, sino que se entrega con el personaje de Esperanza”, señaló el productor Juan Osorio, y reveló que no será la única que se rapará.
Osorio le dio las últimas indicaciones, pidió silencio y subrayó que era una toma que no se podía repetir. Cuando dieron la señal para comenzar a grabar ella de inmediato entra en personaje, dijo la frase “antes de que la maldita quimioterapia me tumbe el pelo, me lo quito yo”, tomó la máquina y comenzó a cortar su cabello castaño, el llanto de Betty —no se sabe si de ficción o real— no se hizo esperar, incluso cuando dijeron “corte”.
“Lo más importante es que el pelo va para una niña que tiene cáncer, le vamos hacer su peluca y se la vamos a regalar con todo el amor del mundo”, declaró Monroe antes de entregar su cabello a una representante del Hospital Infantil de Oncología de Teletón, quien le agradeció el gesto.
Todo el tiempo estuvo acompañada por sus compañeros Cristián de la Fuente y Julián Gil, quienes sólo tuvieron bellas palabras para ella.
“Siempre es más fácil tomar el camino corto, y Betty tuvo los hue… … y los tiene, de irse por el camino difícil, porque era sencillo ponerse un pedacito de látex y hacer las cosas a medias, pero ella nunca hubiera hecho las cosas a medias, siempre las ha hecho al 100% y por eso te quiero, tienes mi admiración por siempre entregarte más allá”, expresó De la Fuente.

por EL UNIVERSAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *