Cacería de “El Chapo” tardó 182 días

México.-La pretensión de realizar una película autobiográfica y su excesiva afición por los túneles fueron las dos pistas que facilitaron la recaptura de Joaquín “El Chapo” Guzmán la madrugada del viernes, en Los Mochis, Sinaloa.
El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, afirmó que “este es un logro de nuestro país, es una respuesta de Estado”, y dejó en claro que la detención del capo demuestra que “no existe delincuente que esté fuera del alcance del Estado mexicano”, además de reconocer la valentía de las fuerzas federales y de los aparatos de inteligencia nacionales.
“Misión cumplida”, twitteó el presidente Enrique Peña Nieto, para dar a conocer la prometida captura.
La detención ocurrió después de un enfrentamiento entre sicarios del cártel de Sinaloa y fuerzas federales, cuando Guzmán Loera pretendía escapar junto con su jefe de escoltas, Orso Iván Gastelum Ávila, “El Cholo”, a bordo de un auto Focus de color rojo que había robado minutos antes, tras salir de una alcantarilla. Policías federales que habían sido alertados del robo de la unidad, efectuaron la aprehensión.
Guzmán Loera al verse acorralado, trató de intimidar a los agentes con armas de fuego, por lo que estos decidieron trasladarlo a un hotel para esperar refuerzos, ya que por las frecuencias de radio de la Policía Federal se había dado una alarma sobre la presencia de un convoy con personas armadas a bordo de camionetas que se dirigía hacia donde ellos se encontraban.
Durante más de seis horas se prolongó la persecución, los elementos de las secretarías de la Defensa Nacional, Marina y de la Policía Federal, no dieron tregua al capo, nunca lo hicieron.
La titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Arely Gómez González, explicó que durante seis meses se dio un intenso seguimiento al círculo más cercano de “El Chapo” Guzmán, lo que le permitió a las autoridades saber que el capo sinaloense se había refugiado en el llamado Triángulo Dorado que conforman los estados de Sinaloa, Durango y Chihuahua.
Confirmó que en octubre pasado, las fuerzas de élite de la Marina lo habían localizado en el municipio de Pueblo Nuevo, Durango. A pesar de que fue avistado por las fuerzas navales desde un helicóptero antes de huir por una cañada, se decidió evitar un enfrentamiento debido a que Guzmán Loera iba acompañado de dos mujeres y una niña.
“Tras este operativo, el delincuente se internó aún más en la Zona del Triángulo Dorado, disminuyendo su círculo de seguridad y limitando sus comunicaciones”, reveló.
Posteriormente, se conoció la intención del capo de regresar a la zona urbana, para lo cual contactó a otro especialista en túneles, luego de que su primer constructor fue detenido tras la fuga del 11 de julio del 2015.
Agregó que el capo planeaba acondicionar varios inmuebles con túneles en los estados de Sinaloa y Sonora, incluyendo una casa habitación localizada en Los Mochis.
“A partir del 6 de enero se observaron movimientos inusuales de la rutina diaria de ese domicilio, destacando el arribo de un vehículo en la madrugada del día 7. Los indicios recabados en campo y las tareas de inteligencia, dieron la certeza de que el delincuente Guzmán Loera se ubicaba en el interior de dicho inmueble”, puntualizó Gómez.
Con la información, se implementó un operativo durante la madrugada del viernes, que derivó en un enfrentamiento con hombres armados en el que perdieron la vida cinco agresores y seis más fueron heridos, mientras que un elemento de la Marina resultó lesionado.
“Durante el enfrentamiento, Guzmán Loera logró fugarse a través del sistema pluvial de la ciudad”, junto con su jefe de seguridad, “El Cholo”.
Gómez explicó que en esta ocasión, los elementos navales “tenían prevista” la estrategia que seguiría el capo, y realizaron una persecución por el interior de los túneles del drenaje, lo que obligó al delincuente a salir por una alcantarilla y a robar un vehículo en las inmediaciones de un hospital.
Se emitió la alerta correspondiente “y al ser ubicado uno de los vehículos sobre la carretera Los Mochis-Navojoa, elementos de las fuerzas participantes procedieron a su intercepción y a la detención de Joaquín Guzmán y de Iván Gastelum”, detalló la funcionaria.
Después de corroborar la identidad de los detenidos, fueron trasladados en helicóptero al penal federal de El Altiplano, en el Estado de México.

por EL UNIVERSAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *