Carlos Morales Vázquez, toma de protesta

José Antonio Molina Farro

“El hombre más libre es el que tiene el mayor sentimiento de poder sobre sí, el mejor saber sobre sí…el que mejor se nutre, el que más se escinde sobre sí mismo y el que más se renueva”.

F. Nietzsche

No fue la liturgia del gesticulador ni del líder providencial sino de un presidente que con firmeza y determinación, sin perder el sentido del equilibrio y dentro de los límites que la ley impone, consolida  la obra realizada y proyecta el futuro sobre bases técnicamente viables y saneamiento financiero. En tiempos de mínimas certezas y múltiples incertidumbres, es una bocanada de oxígeno advertir decencia intelectual y nobleza de espíritu, en un presidente con una visión clara y polivalente de los grandes desafíos que aún deben enfrentar pueblo y gobierno de la capital. No hubo un atisbo de soberbia, ni sacralizó su proyecto con libretos ideológicos. Proyectó, eso sí, una penetrante visión de futuro en la unidad y la concordia.

Meritocracia y confianza ciudadana

Carlos Morales Vázquez recibió hace tres años un municipio castigado por la ineficiencia y la corrupción, con una ciudadanía inmersa en la indignación, el desencanto y la impotencia. Ello no fue pretexto para la inacción, culpando al pasado de todos los males; hizo un diagnóstico muy crudo de la realidad y encontró soluciones.  Se rodeó de colaboradores avalados por sus méritos y se propuso ser un ejemplo de conducta cívica, honestidad y humildad. Recuperar la confianza ciudadana es el mayor logro de su administración, en una tarea  desafiante y compleja. “La respuesta a su confianza habré de acreditarla legitimándome en los hechos, día con día, sin precipitaciones, con firmeza y apego a la legalidad”. Y sí, las urnas legitiman, pero el ejercicio del poder desgasta o fortalece  legitimidad.  De ahí la respuesta en los hechos. Se puede afirmar que hoy, en Tuxtla Gutiérrez, se acabaron el nepotismo, el tráfico de influencias, el cuatismo, el cuotismo y el conflicto de intereses. La transparencia y rendición de cuentas son signos distintivos de este gobierno. Y aquí una prueba más de la confianza ciudadana: Carlos Morales es el cuarto presidente municipal de México mejor evaluado, con  un 72.3% de aprobación, de un total de cien presidentes  evaluados por la prestigiosa Arias Consultores.

Institucionalidad

Sin alabanzas exageradas reconoció, con lealtad y convicción, las políticas y programas sociales del presidente López Obrador, como “un fuerte estímulo para el trabajo cotidiano”. Tampoco  tuvo reservas para reconocer y agradecer, con institucionalidad republicana, los apoyos que para el desarrollo y prosperidad de Tuxtla,  ha brindado el Gobernador del Estado Dr. Rutilio Escandón Cadenas, “De usted, señor Gobernador, aplaudimos y reconocemos sus políticas eficaces y realistas, sin refugiarse en los expedientes fáciles”… su presencia nos fortalece”.

Juventud

Habló con emoción y preocupación de los jóvenes, de sus sueños, anhelos de emprendimiento y trabajo decente, “Son ellos los que recibirán nuestro legado de un Tuxtla más próspero, seguro y en paz”. Vale recordar la cantidad de  jóvenes chiapanecos que buscan un trabajo con ingreso digno y no lo encuentran. La OCDE estimó en 2019 que en México el desempleo en jóvenes de 15 a 24 años, es tres veces mayor que en población adulta, y muchos de ellos  están en el sector informal, sin las prestaciones de ley. En la franja de 15 a 29 años dos de cada diez jóvenes hombres perciben menos de un salario mínimo al mes, y en mujeres son cuatro de cada diez. Sabedor de esta dramática situación, el presidente refrendó su compromiso de generar políticas públicas para beneficio de los jóvenes en el ámbito de las competencias del municipio.

Mujeres

Insistió en aprovechar el gran potencial productivo de las mujeres, de  “su voluntad, inteligencia y carácter… ellas reclaman, con justicia, una participación más plena en nuestra vida política, económica y social. Ningún proyecto será viable sin su participación activa en el desarrollo de nuestra capital”. Sobre el particular, en 2018 Chiapas tenía la peor  tasa laboral femenina, con uno de los porcentajes más altos de desempleo en el país.  El presidente municipal hizo el compromiso de defender los derechos de las mujeres a una vida libre de violencia y promover, en el ámbito de sus responsabilidades, mayores oportunidades de empleo para ellas.

Estado de derecho y desarrollo  económico

Reafirmó su compromiso de cumplir y hacer cumplir la ley. Se refirió al Estado de derecho, la seguridad pública y la importancia de la coordinación interinstitucional, para garantizar tranquilidad y orden a toda la población. Con visión de desarrollo fue enfático al afirmar que, en estrecha coordinación con instancias del gobierno federal y estatal, se avanzará en la reducción de trámites burocráticos, la desregulación, el mejoramiento de la infraestructura y una mayor certidumbre para incrementar la competitividad de nuestra economía. Con ello, “los inversionistas podrán disminuir sus costos y tener más incentivos para establecerse en nuestra capital”.

Sustentabilidad ambiental

Su compromiso con la preservación del medio ambiente lo ha acompañado durante varias décadas. Es inflexible. “La sustentabilidad ambiental ha sido y seguirá siendo eje transversal en todas las acciones del gobierno. En las sociedades modernas un reto mayor es que las medidas del presente no afecten las posibilidades de desarrollo de las generaciones futuras… El presente y el futuro de nuestras familias depende de un crecimiento amigable con el medio ambiente”. Los hechos hablan. Programas y acciones para avanzar en este rubro están a la vista.

Finanzas públicas

Continuará con su exitosa estrategia de una adecuada gestión financiera, soporte de las obras y servicios, que son la responsabilidad primaria de la administración. Recibió la administración en riesgo alto en materia de cumplimiento de las obligaciones financieras, hoy están en riesgo bajo. El impecable manejo de las políticas de saneamiento financiero  ha merecido la aprobación de calificadoras de riesgo y sectores empresariales, y han sido el basamento para avanzar en el alumbrado público, el agua potable, la recolección de basura y su tratamiento, las vialidades, la salud, el deporte y la cultura, recuperación de espacios públicos, etc. Todo ello con la participación ciudadana.

Y el cierre. “Seguiremos gobernando con prudencia, firmeza y verdad, con eficacia administrativa y honestidad. Con la participación de todos, Tuxtla dará nuevamente un paso adelante en su historia…”. Se encomendó a Dios y le pidió salud y fortaleza, para rendir buenas cuentas al finalizar la administración. Sin duda, un día histórico para los tuxtlecos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *