Caso de mazahuas descuartizados sacude a CDMX y muestra la cruda realidad de los niños indígenas en las calles

GMx

A pesar de que la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, informó que ya hay detenidos por caso de los dos menores descuartizados, cuyos restos llevaba un hombre en un “diablito” por las calles del Centro Histórico, el hecho ha sacudido a la opinión pública.

“La Fiscalía capitalina dará más información sobre este caso, es un caso sumamente lamentable. Se tienen detenidos y están procesando en este momento otras detenciones (…) Hasta ahora no se había presentado un caso así”, señaló la morenista, respecto a un hecho sin precedentes que, muestra la vulnerabilidad en la que viven miles de niños que trabajan en las calles de las distintas ciudades mexicanas.

Dio a conocer que desde hace dos meses, su equipo de trabajo en conjunto con el DIF y la Secretaría de Bienestar Social, han estado preparando un programa especial para niños y niñas que viven o trabajan en la calle; sin embargo, no pudo dar a conocer los detalles porque no está listo.

La noche del martes 27 de octubre, Yair de 12 años y Héctor Efraín de 14, fueron vistos por última vez afuera de la vecindad donde vivían, en la calle Pensador Mexicano, en el Centro Histórico de la Ciudad de México. Los dos jóvenes pretendían estudiar, pero con la pandemia se olvidaron del tema.

Cinco días después, como de “casualidad”, un hombre que llevaba en un “diablito” una caja de plástico y un bote fue arrestado en calles del centro. La policía descubrió que llevaba los restos de los dos menores.

Horas más tarde los padres acudieron al forense para identificar los cadáveres mutilados. Los dos eran hijos de indígenas mazahuas de San Antonio Pueblo Nuevo, Estado de México, y vivían en la ciudad.

De acuerdo con el relato de la madre, citado por periódico El Universal, el martes (27 de octubre) al anochecer su hijo mayor le dijo que iba ir a la tienda con su hermano. Sus padres no los volvieron a ver.

De acuerdo con el medio, los resultados que arrojó la necropsia confirmaron que fueron torturados y mutilados. Aún se desconoce cuándo fue.

Los padres sospechan que los homicidios tuvieron que ver con la relación de una joven, pues así lo mostraban los mensajes encontrados en el celular de Héctor, quien al parecer competía con un vendedor de droga por tener una relación con ella.

(Con información de Infobae.Com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *