CDMX va en camino hacia una crisis de agua: Sacmex

El recorte presupuestal en la Ciudad de México afectará seriamente la operación del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex), señaló Ramón Aguirre titular de la dependencia.

Se dijo sorprendido de que los diputados federales hayan avalado la disminución del 70 por ciento de las participaciones federales para este sector.

Con esto indicó está en riesgo la renovación de infraestructura, lo que traerá como consecuencia operaciones más deficientes y con ello dijo, se abre el camino hacia una crisis de agua en la Ciudad de México.

El funcionario capitalino informó que por parte del Gobierno de la Ciudad de México el presupuesto para dependencia se mantiene en un orden de 2 mil 400 millones de pesos, en tanto las participaciones federales para el próximo año serán tan sólo de 300 millones de pesos.

Detalló que es necesaria la renovación del sistema de drenaje, la reparación de kilómetros de tuberías que ya presentan fugas recurrentes, la construcción de infraestructura para llevar agua a las zonas en donde se carece del líquido, rehabilitar plantas de bombeo y construir plantas potabilizadoras.

Con el recorte sostuvo sin duda se afectarán las metas pendientes en la materia.

Aguirre Díaz sostuvo que pese a que no se contarán con los recursos suficientes, por el momento, no está a discusión la posibilidad de que se incrementen las tarifas por el suministro de agua potable.

MÁS DE 150 LITROS DE AGUA GASTA DIARIAMENTE CADA CAPITALINO

 La Ciudad de México es una de las urbes que más consumen agua en el mundo. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el consumo ideal por persona es de 50 a 100 litros por día, sin embargo, entre los capitalinos el consumo per cápita es de alrededor de 150 litros diarios.

De acuerdo con el director general y fundador de la empresa Flowstein, Jesús Herrera, ello se debe a que las personas no llevan un conteo de cuántos litros de agua pueden gastar en un día común, al usar el baño, lavarse las manos o tomar agua.

Además, explicó, no existen programas de medición de agua en todos los parques públicos, estadios u oficinas, debido a que lamentablemente se trata de un recurso por el que no se paga tanto, pero que a pesar de ello es escaso.

En ese sentido, Jesús Herrera señaló que la compañía se encarga de llevar un monitoreo en tiempo real del consumo de agua mediante medidores electrónicos, los cuales sirven para una mejor toma de decisiones y ahorrar costos.

Explicó que dicho proyecto nació al dejar la regadera abierta por accidente en un hotel, la cual se apagó automáticamente luego de 15 minutos; así este dispositivo se ofrecerá en un principio a cadenas de hoteles en el país, lo cual les permitiría reducir sus tarifas.

 Por: Excélsior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *