Chelsea Werner, gimnasta con síndrome de Down entró al mundo del modelaje para romper estereotipos

La gimnasia es una disciplina que conlleva un verdadero esfuerzo y perseverancia. Esto se debe a que las posturas de este deporte implican un verdadero riesgo de sufrir lesiones. Por ello, quienes lo practican profesionalmente se ven obligados a contar con diferentes herramientas, desde muñequeras para dar estabilidad a la muñeca, elementos de agarre, calzado especial y cinturones de levantamiento.

Además, para realizar una rutina de gimnasia artística se requiere, indispensablemente, de músculos fuertes. Esta exigencia no fue un obstáculo para Chelsea Werner. Debido a su condición los médicos le advirtieron que al tener síndrome de Down estaba más expuesta a lesiones de músculo esqueléticas como: esguinces de tobillos, distensiones de muñecas y lesiones en los pies.

Sin embargo, no permitió que esas probabilidades acaben con sus sueños ya que con tan solo cuatro años inició su carrera deportiva. Se mantuvo 10 años en la gimnasia y ganó cuatro años el Campeonato Nacional de los Estados Unidos de Olimpiadas Especiales. Asimismo, se convirtió en bicampeona mundial.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Proud to represent USA🇺🇸🇺🇸🇺🇸🇺🇸🇺🇸

Una publicación compartida por Chelsea Werner (@showtimewerner) el

Su arduo trabajo y perseverancia la convirtieron en la campeona que hoy en día es. Ha manifestado en diferentes entrevistas que este deporte le enseñó nuevas habilidades y fortaleció su confianza. A pesar de ello, los retos no han terminado para Chelsea. Ya que decidió retirarse del mundo del deporte y adentrarse en una nueva industria: la moda.

En un principio, como todo reto nuevo en la vida, no fue sencillo hacerse lugar en esta competitiva industria. Ha confesado que tocó muchas puertas y gran parte de ella la rechazaban bajo el estigma ‘’no existe un mercado para modelos con síndrome de Down’’. Gracias al apoyo de su familia, ella no cesó y finalmente la compañía We Speak descubrió su talento.

We Speak es una agencia que trabaja con el objetivo de promover la inclusión en el modelaje. Los responsables descubrieron a Chelsea a través de las redes sociales. Briauna Mariah, fundadora, percibió su optimismo y la invitó a iniciar en el mundo de la moda. Por consiguiente, desde su primera sesión de fotos destacó y fue una sensación global, ya que obtuvo muchos seguidores en redes sociales, donde también muchos padres con niños diagnosticados con síndrome de Down notaron la finalidad de su trabajo.

Sus fotografías demuestran la belleza integral de cada uno y que todos somos hermosos a nuestra manera. También, estas publicaciones han demostrado a demás personas con Síndrome de Down que nada puede detenerlos y deben continuar con sus sueños. Chelsea, les ha mostrado el camino para vencer sus miedos y cumplir todas sus metas.

Respecto a los proyectos en el modelaje, Chelsea Werner también se convirtió en una de las modelos de H&M y grabó un spot en Cuba anunciando su nueva colección, consagrándose como uno de los rostros más pedidos por distintas firmas ligadas a la moda. Asimismo, también estará acompañada por Maran Avila y Madeline Stuart, otras dos modelos que también tienen Síndrome de Down y que muestran su trabajo a nivel mundial con famosas marcas.

Stuart, es una modelo australiana de 22 años, que incluso fue fotografiada por la reconocida revista Vogue luciendo algunas prendas. En 2015, la marca de ropa deportiva Manifesta y la firma de bolsos everMaya reclutaron a la modelo, convirtiéndola en imagen de sus productos, lo que dio origen a su carrera en las pasarelas.

Asimismo, Marián Ávila, española de tan solo 20 años también revolucionó las pasarelas al ser convocada para desfilar en la Semana de la Moda en Nueva York. La lucha contra el estigma del Síndrome de Down fueron los motivos que despertaron el interés de varios diseñadores, y fue Thalisha White quien la convocó para mostrar sus prendas.

Marián es la primera modelo hispanohablante que desfiló una de las pasarelas más importantes de la moda. Otros ejemplos como Mikayla Holmgrem, de 23 años que participó en el Miss Minnesota 2018, en Estados Unidos y Kate Grant, imagen de la reconocida marca de cosméticos estadounidense, Benefit Cosmetic, son el referente de quienes esperan cumplir sus sueños y dejar a un lado las limitaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *