Con doblete de “El Bicho”, Portugal se impone 3 – 0 a una aguerrida Hungría

GMx

Con un doblete que definió el 3 – 0 ante Hungría, Cristiano Ronaldo se convirtió en el máximo goleador de la historia de la Eurocopa.

Los tres goles de Portugal son importantes en el Grupo F, bautizado como el de la ‘muerte’, porque también se lo integran el actual campeón del mundo, Francia, y la siempre competitiva Alemania.

Hungría trató de apretar desde el inicio a Portugal con una presión adelantada. Los lusos respondieron controlando el balón y mandando desde el inicio.

Los de Fernando Santos mostraron más criterio y eso se tradujo en oportunidades. Diogo Jota, muy activo, aunque poco afortunado, remató con potencia desde fuera del área en el minuto 4 y Peter Gulacsi hizo su primera gran parada.

A la calidad de los portugueses los húngaros contrapusieron una aguerrida presión y la voluntad de salir al contragolpe, pero cuando recuperaban el balón no sabían qué hacer con él y apenas crearon peligro.

Gulacsi hizo otra gran parada en el minuto 19 ante un remate de volea de Cristiano Ronaldo tras un pase largo de Pepe. Aunque el remate se anuló por fuera de juego, el meta húngaro demostraba ya que era el mejor jugador de su equipo.

Las mejores oportunidades de Portugal en la primera mitad fueron poco antes del descanso. Otra vez Jota disparó de media vuelta en el área, pero Gulacsi volvió a frustrar el gol.

Poco más tarde, Cristiano Ronaldo mandó a las nubes una asistencia de Bruno Fernandes cuando estaba casi en boca de gol, ante la sorpresa y el alivio de los espectadores.

LOS GOLES DEL BICHO

La segunda parte comenzó como terminó la primera. Pepe cabeceó un córner al segundo palo y, de nuevo, Gulacsi respondió con una gran estirada.

A partir de ese momento, Hungría se desperezó tras una serie de pérdidas lusas y se atrevió a acercarse más al área de un rival que estuvo menos acertado en la segunda mitad.

El encuentro se volvió entonces de ida y vuelta, aunque los húngaros no terminaron de llevar peligro de forma clara a la portería de Rui Patricio.

Los últimos 15 minutos fueron los mejores de Hungría, que se creció y perdió el respeto a Portugal, que había perdido frescura.

Entonces, cuando todo parecía estar a la contra, llegó el gol de Portugal en una jugada llena de rechaces que empezó Bruno Fernandes y en la que remató Raphael Guerreiro. El balón se coló en el minuto 84 en la portería de Gulacsi tras rebotar en un defensa.

Poco después, en el 87, el árbitro pitó un penalti a Willi Orbán en una acción con Rafa Silva y marcó Cristiano Ronaldo para convertirse en el máximo goleador de la historia de la Eurocopa con diez tantos. En el minuto 92, Ronaldo certificó el triunfo con un tercer gol que agranda más su leyenda.

(Con información de Rpp.Pe)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *