¿Con qué cara?: La Feria

SR. LÓPEZ

Agencia Éjele.-

Mundo imaginario, 28 de octubre de 2019.

Redacción noticias y ensueños.

Desde las 22:00 horas del pasado jueves 17 de octubre, la ciudad de Culiacán, capital del estado de Sinaloa, vive en toque de queda. La ciudadanía no puede circular por las calles desde esa hora hasta las siete de la mañana. Las escuelas permanecerán cerradas hasta nuevo aviso. Los centros hospitalarios públicos y privados están custodiados por elementos de la Marina Armada de México.

Lo anterior por las balaceras, enfrentamientos con las fuerzas del orden y agresiones a la ciudadanía de esa capital, que diversos grupos de delincuentes realizaron desde primeras horas de la tarde de ese día, a fin de obtener la liberación de Ovidio Guzmán López (a) El Ratón, de 29 años de edad, miembro activo del cartel de Sinaloa, detenido y extraditado con todas las formalidades legales a los EUA en un avión de la Fiscalía General de la República a altas horas de la noche, bajo un impresionante dispositivo de seguridad de las fuerzas armadas y la Guardia Nacional, cubriendo por aire y tierra, todo el recorrido desde la Fiscalía hasta la pista de despegue.

Los abogados de la familia de Guzmán López, han declarado que fueron violados los derechos humanos del detenido y ahora preso en los EUA, país que solicitó la extradición por la acusación de su Departamento de Justicia, contra Ovidio Guzmán y su hermano mayor, Joaquín Guzmán López, de 34 años, por la presunción de que entre abril de 2008 y abril de 2018, conspiraron para distribuir cocaína, metanfetamina y marihuana desde México y otros lugares, hacia los EUA.

Varios grupos de delincuentes en las primeras horas de los enfrentamientos, parecieron tomar el control de la ciudad, sus accesos por tierra, la central de autobuses, el aeropuerto y cercaron los cuarteles militares y policiacos, causando un número indeterminado de muertos y heridos.

Desde primeras horas de la noche del jueves, sin informes oficiales, en las redes sociales empezaron a circular versiones de la supuesta llegada ininterrumpida de aviones militares y comerciales, con numerosas tropas de la Marina Armada y el Ejército; vía Facebook circuló un video del supuesto arribo de dos aviones con pesado equipo de guerra.

Posteriormente fueron muy numerosos los videos y mensajes en los que se afirmaba que los elementos de las fuerzas armadas, habían cercado Culiacán y cerrado todas las vías de acceso.

La versión se confirmó a las 21:00 horas, en conferencia de prensa del Gobernador quien anunció el estado de sitio de Culiacán, ‘hasta nuevo aviso’, insistiendo que la ciudadanía no tenía nada que temer, instándolos a brindar todas las facilidades a las fuerzas policíacas y armadas, en los cateos y revisiones que serían realizados, pidiendo que usaran sus propios teléfonos celulares para tomar video de la intervención de las autoridades en sus domicilios, negocios y personas. Anunció también que todo el transporte público urbano será operado por elementos de las fuerzas armadas hasta el fin del estado de sitio; las escuelas de todos los grados reanudarán clases en el mismo momento. Las personas deben acudir a sus centros de trabajo con normalidad. Los conductores de vehículos automotores no pueden circular a más de 30 kilómetros por hora, deteniéndose en cada retén policial de los ya instalados en la ciudad, sin bajar de sus vehículos dejando ambas manos en el volante y a la vista de los elementos del orden. Las emergencias médicas que se presenten durante las horas del toque de queda se atenderán con ambulancias oficiales y privadas y en caso de necesidad, en vehículos particulares, que deberán circular con luces bajas, ‘flasher’ encendido y en el primer retén que encuentren, solicitar el acompañamiento de un elemento policiaco.

A pesar de que en las redes se reportan innumerables supuestas violaciones a los derechos humanos de la ciudadanía, ejecuciones sumarias y detenciones arbitrarias, las comisiones local y nacional de Derechos Humanos han documentado que se trata de reportes “fake” y el gobierno reporta el bloqueo de decenas de portales internacionales desde los que se emiten reportes que difunden información falsa y alarmante; diversas organizaciones de la sociedad civil nacionales e internacionales, han enviado a representantes especiales y acompañan a las fuerzas armadas en sus operativos de cateo y detención de presuntos delincuentes. El Presidente López Obrador declaró mediante mensaje de Facebook, que “hasta los cascos azules de la ONU pueden ir a ver que se están haciendo las cosas bien, no somos como otros”.

Lo cierto es que continúan los enfrentamientos armados aunque ya de manera aislada y mucha menor potencia de fuego de los delincuentes. La autoridad se niega a informar sobre el número de muertos, heridos o detenidos, ‘hasta el fin el operativo’.

Contra lo acostumbrado, el Presidente de México ha dado conferencias de prensa matutinas este sábado y domingo: insistió ‘nada se ocultará’ y aceptó: ‘sí, hay decenas… parece que centenas de heridos, detenidos… y bajas’.  Ayer por la noche, en cadena nacional transmitida por todas las estaciones de radio y televisión, emitió un mensaje a la nación, destaca lo siguiente:

“Cueste lo que cueste no vamos a dejar a la ciudadanía de… Culiacán… ni de ningún lugar de… nuestra patria en manos de… delincuentes. Aunque paren el país… El pueblo manda… nos eligió la mayor mayoría (sic) de la historia de México… No somos su florero… Les consta…creemos en el amor y la solidaridad… abrazos no balazos… pero así no… nadie por encima de la ley, todo por la razón, pero no así… no es así y el que… agrede a la ciudadanía… o a una fuerza del orden (sic)… ya sabe a qué… atenerse… así no y todos saben pues… cómo pienso… y sus mamás, sus familias me deben ayudar… nos tenemos que… ayudar… entre todos, con… valores… y los de la… familia… son los más fuertes… pero el pueblo bueno no va a quedar librado a sus fuerzas… ¿con qué cara los vería?… ¿con qué cara?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *