Coprohistoria patria: La Feria

SR. LÓPEZ

No había un niño de la familia materno-toluqueña de este menda, al que cayera bien tía Beatriz, sobrina nieta de la abuela Virgen (la de los siete embarazos), porque todos detestábamos que la tía tuviera dos raseros: uno para el ‘Gordito’, como decía a su único hijo, el insoportablemente berrinchudo, delicadito, sangrón de Lalo (Eulalio, por su tempranamente difunto padre), y otro modo, de sargento prusiano, para los demás niños. Por eso ninguno quería ir a su casa, probando que el sentido de la justicia es connatural a la persona y desde la más tierna edad se manifiesta. Como sea, cuando falleció tía Beatriz fueron a velarla unos pocos viejos y de nuestra generación nomás pasamos a dar el pésame al ‘Gordito’ y ¡abur! Todo se paga.

Son varias las peculiaridades del actual gobierno federal de nuestra risueña patria; como es lógico hay quienes están de acuerdo en todo con la 4T; otros que todo el día toman píldoras calmantes de los nervios como si fuera botana; y los que nada más oír la voz de nuestro redentor autodesignado, dan de manotazos entre las cobijas como si estuvieran matando una tarántula cuando solo están buscando el control remoto del televisor para cambiarle a cualquier otro canal pues es preferible ver un documental en alemán sin letreritos sobre la influencia del acento prosódico en la caída del Imperio Romano de Oriente, que refinarse alguna declaración del Presidente, que habla como frenando con motor y sonriendo, inexplicablemente, sonriendo.

Entre sus peculiaridades destaca el esperpéntico método elegido por este morenista gobierno, para aplicar la ley.

Antier, el Fiscal General de la República, explicó en una videoconferencia moderada por Sergio Aguayo, titulada: “El caso Lozoya. Un diálogo con Alejandro Gertz Manero”, que Rosario Robles está presa y Emilio Lozoya no, porque doña Chayito no ha dicho quiénes están detrás del fraude masivo contra México conocido como “Estafa Maestra” y en cambio Lozoya se porta como el mejor alumno del salón. ‘Fíjate qué suave’, como decía Manolín el de Shilinsky.

Don Gertz dijo varias cosas más que merecerían algún comentario, pero no hay espacio para tanto. Nada más revisemos eso de que la señora está detenida porque no inculpa a nadie y el caballero está libre porque está acusando a todo dios.

O sea: lo que antes, hace ya mucho, se obtenía dando una ‘calentadita’ al detenido de turno, ahora se consigue quitándole la libertad. Bonita cosa.

Cierto es que doña Robles se dejó marear por el poder y no era una perita en dulce; es cierto y los que la trataban dicen que se pasaba de chocante. Pero eso no es punible. La realidad es que está acusada de un delito no grave y aunque el Gertz afirme que tiene que ver en la danza de 15 mil de millones del erario, no es por eso que ella está siendo juzgada, sino por ‘ejercicio indebido del servicio público’ en la modalidad de ‘omisión de resultado formal’, no por algo que haya hecho sino por no haber prendido la luz de alerta ante su superior (el Presidente de la república), y no haber presentado denuncia de hechos ante la entonces PGR; con el detallito de que ese delito no es grave y no amerita pasar un día preso. La señora lleva ya un año privada de su libertad porque apareció una licencia de conducir con una dirección de su domicilio distinta a la real, aunque ya se ha desacreditado ante el juez la procedencia de esa ‘licencia’ que no se sabe quién aportó al expediente. ¡Ah! y tampoco amerita ese delito reparar ningún daño, por cierto.

La verdad ya la sabemos desde antier: la Chayito está en el bote porque no denuncia a otros, no embarra a nadie ni acepta haber cometido ningún delito. Si es o no culpable, este tecladista está muy lejos de saberlo. Lo que sí sabe es que nuestras autoridades se han encargado de que todos los habitantes del país estén seguros de que la señora es peor que la bruja de Blancanieves… y eso no se sabrá hasta que un Juez lo diga, otros lo ratifiquen y quede como culpable rematada… y se vaya a su casa, porque, le repito: no amerita prisión ese delito.

Este jueves los abogados defensores de la señora publicaron una carta en la que protestan por las declaraciones del Fiscal y señalan que sus afirmaciones en la videoconferencia violan el Código Nacional de Procedimientos Penales, en lo referente al derecho de los acusados a ser tratados como inocentes, en tanto no diga lo contrario un fallo judicial; a no ser expuestos en los medios de comunicación; y no ser presentados como culpables ante la comunidad, cosas las tres reiteradamente violadas por el gobierno que nos ofreció transformar a México y cada vez más parece un viaje en el tiempo rumbo al más rancio priismo imperial que creíamos superado por siempre y ha vuelto.

Repito: si esa dama es culpable o no, es asunto del Poder Judicial. Y también es cierto que tiene un fétido hedor el planteamiento de: me ayudas a hundir a los que quiero hundir o te meto preso. Así cualquiera.

Si Lozoya hace lo que hace es muy su asunto y que Dios lo coja confesado. Pero si la Robles insiste en su inocencia, lo menos que se puede hacer es juzgarla con la ley en la mano y acusada como está de una vacilada, debiera estar en libertad bajo fianza sin miedo a que huya, porque nadie huye de una sentencia que no pone en riesgo su libertad… digo, que le pongan ‘chiquiadores’ de ruda a don Gertz, antes de que hable en público.

Un gobierno puede alegar mucho en su defensa cuando se le reclama no haber dado resultados en economía, seguridad pública, salud, educación, inversión y muchos otros temas, pero en aplicar la ley a las derechas, poco se puede discutir: es gratis, portarse derecho es gratis y la principal obligación, la número uno del gobierno es respetar y hacer respetar la ley. No es tan difícil.

Tome nota: la Robles tarde o temprano saldrá libre y muy probablemente inocente; don Lozoya le va a pintar un violín a sus perseguidores (él ya cumplió y que se hagan bolas); y este gobierno quedará inscrito en la coprohistoria patria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *