Crece expectación por la extradición de Lozoya a México desde España

GMx

A casi 18 horas de la partida de un avión desde Ciudad de México, el exdirector de Pemex,  Emilio Lozoya, permanece en una cárcel de Navalcarnero, en España, a la espera de su extradición hacia territorio mexicano, donde hay expectativa porque podría “soltar la sopa” respecto a diversos temas como la Reforma Energética.

De acuerdo con información de La Razón, el ex funcionario del sexenio de Enrique Peña Nieto, quien podría ser salpicado por sus declaraciones, será trasladado por una camioneta de la Policía Nacional de España desde esa cárcel.

El vehículo tomará la ruta directa al aeropuerto de Barajas o al de Torrejón de Ardoz donde será entregado, de manera oficial, a las autoridades mexicanas.

Según lo indicado por la Fiscalía General de la República (FGR), en un comunicado, en el vuelo de regreso, el agregado de la FGR en España y Europa, Luis Alejandro Cervantes, viajará con el detenido.

Una vez que hayan culminado los trámites y Lozoya Austin esté saliendo de España, el Ministerio Público Federal (MPF) les informará a los jueces de control en México la hora aproximada de su llegada a la Ciudad de México.

Ya en la Ciudad de México, se aplicarán los protocolos de derechos humanos al extraditado, como parte de sus prerrogativas, y será revisado por un médico de la FGR para acreditar su integridad física.

Cumplidos estos procedimientos, nuevamente se les dará aviso a los jueces de control para que señalen fecha y hora de las audiencias iniciales.

Apenas el lunes 6 de julio, la Audiencia Nacional española (AN) acordó la extradición a México del exdirector general de Petróleos Mexicanos (Pemex) Emilio Lozoya, para ser juzgado por un presunto fraude de 280 millones de dólares.

La mañana de este miércoles, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, volvió a indicar que el regreso de Lozoya al país azteca permitirá saber quiénes recibieron sobornos para aprobar la Reforma Energética.

Es tal la expectativa de lo que podría revelar Emilio Lozoya que, el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, se desmarcó públicamente de señalamientos que indican que él, en su tiempo legislador del PRD, habría sido uno de los sobornados para que pasar una de las reformas insignia del último sexenio priísta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *