Cuatro muertos y devastación deja el huracán Laura en Luisiana y Texas

GMx

Un saldo preliminar de cuatro muertos, cuantiosos daños en viviendas y en una planta petroquímica ha dejado a su paso el poderoso huracán Laura en Luisiana y Texas, donde impactó siendo categoría cuatro.

Las cuatro muertes se deben a la caída de árboles, incluida la de una niña de 14 años que falleció cuando un árbol cayó sobre su vivienda en Leesville, situada a unos 160 km desde la costa de Luisiana.

El gobernador de este estado sureño, John Bel Edwards, dijo que las marejadas ciclónicas que se habían pronosticado en las costas del estado no alcanzaron «proporciones catastróficas»; sin embargo, durante su trayectoria Laura, ya degradada a tormenta tropical, ha ocasionado numerosos destrozos.

«Tenemos miles y miles de personas cuyas viviendas y negocios han quedado devastados por la tormenta. Y aunque tenemos mucho que hacer para salir adelante, el saldo es mejor de lo esperado», dijo Edwards.

El presidente, Donald Trump, informó de que este fin de semana se desplazará hasta la zona para comprobar en primera persona los numerosos daños, aunque, se congratuló, pudo ser mucho peor.

«Resultó que tuvimos un poco de suerte. Era (un huracán) muy grande, era muy poderoso, pero pasó rápido», dijo el mandatario, que adelantó que visitará Texas, Luisiana y quizás Arkansas.

Tras tocar tierra en Luisiana y Texas, el huracán Laura se ha debilitado significativamente, al pasar a la categoría 2 por la mañana mientras se dirigía hacia el norte de Luisiana con vientos sostenidos de más de 160 km/h, y en las últimas horas ha bajado aún más su intensidad.

Se pronostica que proseguirá el rápido debilitamiento en las próximas horas, por lo que se espera que esta noche se debilite hasta ser depresión tropical, según detalla el NHC.

Entre el saldo de destrucción que dejó atrás Laura destaca el «incendio químico» en una planta petroquímica cercana a Lake Charles, una región al sureste de Luisiana con numerosas instalaciones de este tipo, incluidas refinerías de petróleo y gas. Las autoridades instaron a los residentes a ponerse a cubierto, cerrar ventanas y puertas y no prender el aire acondicionado.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, dijo también en conferencia de prensa en el condado de Orange, vecino a Luisiana, que los daños ocasionados por Laura han sido mínimos en este estado.

Reporte de Telefórmula, mediante su corresponsal en Texas, indican que hay daños en viviendas, en vehículos, así como fuertes afectaciones en las carreteras, donde es difícil transitar.

(Con información de Crónica.Com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *