Cuidado con las “fajas mágicas” o reductivas

GMx

Existen fajas que están indicadas por los especialistas para corregir problemas o por alguna enfermedad específica de la columna, o que sirven para proteger algún procedimiento quirúrgico; sin embargo, usarlas con el propósito de reducir tallas o para mejorar la imagen física puede provocar daños.

Lo anterior fue advertido por Conrado Santiago Juan, traumatólogo y ortopedista del Hospital General de Zona (HGZ) Número Uno, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en Tapachula.

“Las fajas se pueden usar después de un procedimiento quirúrgico, cuando el paciente presente mucho dolor, ya que es posible que le ayude a reducir la molestia, pero solo si fue indicado por el médico para cuando tiene los síntomas, y no todo el tiempo.”

Alertó que el uso de las fajas para realizar alguna actividad deportiva no tiene razón de ser, porque los músculos de una persona que se ejercita siempre estarán trabajando y serán fuertes.

Recomendó evitar su uso para hacer ejercicio, cargar objetos pesados o por la falsa creencia de que ayudan a bajar de peso.

Detalló que a la espalda se le dan pocos cuidados, a pesar de que es una parte vital del cuerpo, para evitar problemas severos en la población como son el encorvamiento, los dolores en cuello, la lumbalgia, las distensiones o compresiones en las raíces nerviosas, entre otros.

El especialista señaló que las llamadas “fajas mágicas” que se anuncian en televisión con la promesa de reducir tallas, únicamente provocan la deshidratación del cuerpo.

“Es mejor reemplazar este tipo de remedios por una alimentación sana y actividad física.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *