De candidato a gato: La Columna

JOSÉ CRUZ DELGADO

Detesto decir esta palabra, pero se los dije, primero la ley, por encima de intereses políticos, Raúl Morón la violó y pagó caro su soberbia.

Era de esperarse la reacción furiosa de Andrés Manuel López Obrador, y en su mañanera consideró un «exceso» y un “golpe a la democracia” la decisión del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) de cancelar el registro de Raúl Morón Orozco como candidato a la gubernatura de Michoacán y calificó de excesiva y antidemocrática la decisión del TEPJF de cancelar los registros de Félix Salgado Macedonio a la gubernatura de Guerrero y de Raúl Morón.

Lógicamente que esta decisión será su pretexto ideal y de su partido Morena para intentar desaparecer al INE y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Así que el gobierno federal y su partido Morena ya están preparando una serie de propuestas de reformas para actualizar las operaciones y funciones de varios de esos organismos, aseguró.

Leonel Godoy al ver que bajaron del macho a su ahijado político impulsó a Alfredo Ramírez Bedolla, un diputado gris, pobre, políticamente hablando, marcado por el escándalo, o sea, un rival fácil de vencer.

No le quedó de otra a Raúl Morón más que ponerse resina luego de la «madrina» que le puso el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación al negarle su postulación como candidato de Morena al gobierno de Michoacán por tramposo, y todavía dice que la decisión fue inconstitucional y atentó contra la democracia del estado.

Eso les pasa a los que se quieren pasar de listos y quieren brincarse la ley, buen merecido lo tiene, al igual que el presunto violador Félix Salgado Macedonio.

Como premio de consolación, Morón Orozco y Félix Salgado Macedonio fueron designados por el dirigente nacional Mario Delgado como presidentes estatales de Morena en Michoacán y Guerrero, en donde, por cierto, está impulsando a su hija Evelyn Salgado Pineda,

O sea, regresan los juanitos.

Raúl Morón Orozco al ser designado líder de Morena, se convierte de candidato en gato de Alfredo Ramírez Bedolla y será quién prácticamente le coordine la campaña, que en caso de ganar, solicitaría licencia para que Morón asumiera el cargo, lo mismo sucedería en Guerrero.

Para Juan Antonio Magaña de la Mora, candidato al gobierno de Michoacán por el Partido Verde, lo que le sucedió a Raúl Morón, es una lección para todos los que participamos en una contienda electoral, dijo.

“¡Observar la ley no es negociable! Acatarla es la única garantía de equidad en la contienda”, detalló el Magistrado con licencia…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *