De Industria Eléctrica a la autonomía de la ASEA y Cenace: Hoy en el Congreso

EDUARDO GARCÍA POLINCIANO

Buen inicio de semana, estos son algunos de los temas de la semana en el Congreso de la Unión.

Ley de la Industria Eléctrica

En la semana se aprobó la iniciativa preferente del Ejecutivo Federal que reforma y adiciona diversos artículos de la Ley de la Industria Eléctrica, los diputados de MORENA y sus aliados festejan que con la aprobación se transita de un modelo en donde lo que importaba era los aspectos económicos a otro en donde se protege el sector y sobre todo la soberanía nacional y la seguridad energética.

En un mundo globalizado e interconectado, en donde la caída de barreras económicas se ha regulado para generar un intercambio comercial entre países y donde los nacionalismos se salvaguardan, aquí los diputados que votaron a favor se equivocan al cerrar el mercado eléctrico en aras de la “soberanía nacional”. Con la aprobación de dicha reforma a ley no hay nada que celebrar, ya que se va a perder la competencia económica, la legalidad y la ciudadanía.

Además fue lamentable que no se tomaran en cuenta las opiniones de expertos que a través del Parlamento abierto organizado en la Cámara expresaron las inconveniencias de la reforma ni tampoco se tomó en cuenta la opinión negativa que entregó la Cofece (Comisión Federal de Competencia Económica), a la Mesa Directiva en donde recomendaba no aprobar la reforma por los serios daños a la competencia económica.

La Ley privilegiará a la CFE en un mercado que está liberalizado, como lo establece la Constitución, en donde puede participar tanto el sector público como el privado, y en el que el monopolio de la CFE afectará al usuario de este servicio.

Desde la llegada de la Minuta a la Cámara de Senadores levantó polémica, ya que los senadores de oposición pedían que se turnara a las comisiones de Medio Ambiente y de Economía, pero finalmente la Mesa Directiva la turnó a las Comisiones Unidas de Energía, Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático, Estudios Legislativos Segunda, para su discusión y elaboración del dictamen, seguramente no tardarán en aprobarla para que pase a su discusión y aprobación al Pleno. De hecho el lunes 01 de marzo la Comisión de Energía convocó a reunión de comisiones unidas para analizar discutir y en su caso aprobar la Minuta. De antemano, se sabe que el PVEM votará en contra de la reforma por convicción, es decir, que el bloque opositor incluirá por esta ocasión los votos del PVEM.

Ley General de Ciencia, Tecnología e Innovación

En el orden del día de la sesión del 25 de febrero de la Cámara de Senadores se enlistó una iniciativa del senador José Alberto Galarza Villaseñor de Movimiento Ciudadano, que abroga la Ley de Ciencia y Tecnología, y se expide la Ley General de Ciencia, Tecnología e Innovación. La iniciativa tiene por objeto fortalecer la investigación e innovación científica, humanística y tecnológica y garantizar el acceso abierto a la información que derive de ella; proveer recursos y estímulos suficientes conforme a las bases de coordinación, vinculación y participación; además de alentar el fortalecimiento y difusión de nuestra cultura. Entre lo propuesto destaca: 1) señala las atribuciones generales del Gobierno Federal, de las entidades federativas y de los municipios en materia de ciencia, tecnología e innovación, como son: a) asegurar a todas las personas el acceso, uso y disfrute de los resultados de la investigación científica y humanística, del desarrollo tecnológico y de la innovación; b) fortalecer la cultura científica de la sociedad a través de la difusión y la divulgación del conocimiento científico, humanístico y tecnológico; c) fomentar y apoyar las actividades de investigación científica y humanística, desarrollo tecnológico e innovación, así como desarrollar los mecanismos necesarios para su utilización; d) promover la educación científica, humanística y tecnológica; y, e) promover los procesos de innovación; 2) determinar las competencias exclusivas y las concurrentes de los tres órdenes de gobierno en materia de ciencia, tecnología e Innovación; 3) establecer que el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación tiene por objeto coordinar y dar seguimiento a la política de Estado en Ciencia, Tecnología e Innovación y sus mecanismos de concertación y colaboración entre los sectores público, social y privado; 4) crear los siguientes organismos: i) el Comité Estratégico Nacional como la instancia responsable de establecer los mecanismos de coordinación entre las y los integrantes del Sistema y los sectores público, social y privado; ii) la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, cuyo titular será seleccionado mediante convocatoria pública y con la aprobación del Comité Estratégico Nacional; iii) el Consejo de Consulta y Participación en Ciencia, Tecnología e Innovación, instancia autónoma y plural, que estará integrado por las y los representantes de los sectores público, social y privado; iv) la Conferencia Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación como instancia permanente de coordinación institucional entre el Gobierno Federal y las Entidades Federativas, a través de los correspondientes organismos ejecutores especializados en Ciencia, Tecnología e Innovación; y, v) el Sistema Nacional de Información Sobre Investigación Científica, Desarrollo Tecnológico e Innovación que integrará y estandarizará toda la información disponible sobre investigación científica y tecnológica, técnicas y de servicios que ofertan las instituciones educativas, centros de investigación, organismos, empresas y personas físicas del sector público, privado y social; 5) contemplar que el CONACyT será el organismo responsable de ejecutar las políticas de Ciencia, Tecnología e Innovación del Gobierno Federal; 6) determinar que la planeación de las políticas y prioridades en Ciencia, Tecnología e Innovación se deben desarrollar en dos vertientes: a) la proyección relacionada a los periodos constitucionales que correspondan del Ejecutivo Federal, las Entidades Federativas y los Municipios; y, b) la proyección a largo plazo con un horizonte de hasta 20 años, misma que deberá estar integrada en un Marco Estratégico; 7)destinar un presupuesto de por lo menos el 2% del PIB para el desarrollo científico y tecnológico; y, 8) promover la creación de la Banca Nacional para el Desarrollo de la Ciencia, Tecnología e Innovación como una sociedad nacional de crédito para el financiamiento de proyectos de ciencia, tecnología e innovación.

Esta iniciativa recoge propuestas de colectivos y expertos sobre el tema y la propuesta surge a partir de la modificación del Artículo 3o de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos del pasado 15 de mayo de 2019 que en su fracción V eleva a rango constitucional el derecho de los mexicanos de ser partícipes de los beneficios del desarrollo de la ciencia y la innovación tecnológica. La modificación aprobada en 2019 mandata al Congreso de la Unión en su artículo 6o Transitorio la expedición de la Ley General de Ciencia, Tecnología e Innovación a más tardar en el año 2020, sin embargo, a la fecha no se ha expedido dicha Ley, existe dos propuestas de modificaciones en comisiones del Senado La primera de las dos iniciativas propuestas hasta ahora se enfoca a cambiar el paradigma del abordaje de la ciencia como motor del desarrollo social, y fue presentada por los senadores Gilberto Herrera y José Luis Pech del Grupo Parlamentario de Morena. La segunda iniciativa, presentada por la Senadora Ana Lilia Rivera del Grupo Parlamentario de Morena, propone abrogar la Ley de Ciencia y Tecnología, para expedir una Ley de Humanidades, Ciencias y Tecnologías. De aprobarse en los términos planteados, implicaría una profunda transformación del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) en el Consejo Nacional de Humanidades, Ciencias y Tecnologías (Conahcyt). La iniciativa propuesta por el senador José Alberto Galarza Villaseñor de Movimiento Ciudadano aporta elementos para el debate sobre una reestructuración del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación en el Congreso de la Unión se espera que el tema sea incluido en la agenda legislativa del Senado de la República.

Autonomía de la ASEA y Cenace

También en la Cámara de Diputados la diputada Claudia Pastor Badilla (PRI) presentó una iniciativa de reforma constitucional que pretende otorgar autonomía constitucional a la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente del Sector de Hidrocarburos (ASEA) y al Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), con el fin de que sus atribuciones sean ejercidas con plena independencia, no sólo de la administración pública, sino de los poderes del Estado. El objetivo es que ambas entidades dejen de ser órganos desconcentrados y se conviertan en organismos constitucionales autónomos, y que la suficiencia presupuestaria se garantice a través de la asignación de un porcentaje mínimo anual en el Presupuesto de Egresos de la Federación.

De aprobarse la reforma la ASEA dejaría de estar sectorizada a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales y el mínimo de recursos públicos sería de 0.01%; en tanto, Cenace no formaría parte de la Secretaría de Energía, y el monto mínimo a destinar sería del 0.08% del presupuesto federal.

La propuesta también plantea que los responsables de dirigir estos órganos autónomos lo hagan por un periodo de siete años y serán designados por la Cámara de Senadores, con el voto de las dos terceras partes de sus integrantes.

Asimismo, que el Congreso de la Unión realice adecuaciones al marco jurídico para expedir tanto la Ley Orgánica de la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente del Sector Hidrocarburos, como la Ley Orgánica del Centro Nacional de Control de Energía. Es interesante la propuesta ante la intención de desaparecer los órganos autónomos, por parte del Ejecutivo Federal, hay que recordar que los contrapesos para la transparencia, evitar la corrupción siempre son buenos y es necesario mantenerlos y fomentarlos.

Nos leemos la próxima semana desde los pasillos del Congreso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *