Denuncian abuso infantil en jardín de niños de Tepoztlán

Una maestra del jardín de niños Tlatelli, de Tepoztlán, confirmó que renunció a su empleo luego de sospechar que había abusos a menores, situación que después confirmó con los testimonios de varios alumnos y que ahora los ha denunciado ante la Fiscalía de Morelos.

Ese es el motivo por el cual yo salí de esta escuela. al enterarme que algunos niños platicaron, contaron a sus papás que habían sufrido abuso ahí en la escuela, por parte de la directora Mariana Ayala, y su tía la asistente”, afirmó Florencia Ibarra, exmaestra de la escuela con 20 años dedicados a la docencia.

Ibarra es ingeniera electrónica e pero imparte clases de robótica para niños; ella asegura que no presenció los abusos pero en su clase, sus alumnos le contaron las vejaciones de que eran objeto cuando los obligaban a realizar “el juego de los novios”.

Y les decía que era un juego, que era un juego de los novios y que ella les iba a decir qué hacían los novios, y ellos tenían que actuar estas cosas y esto consistía en darse besos, en abrazarse, en tocarse. Algunos de los niños dicen que los tocamientos eran por dentro y por fuera de la ropa”, declaró.

Si los niños no querían participar, eran obligados por la directora Mariana y por su tía, quien es su cómplice y era la responsable de tomar fotografías.

Sí ellos no querían hacer esto, les ponía el dedo en el cuello y no los dejaba respirar, los aplastaba contra la pared con el dedo aquí, o los encerraba en el baño, los dejaba encerrados mucho tiempo y los amenazaba que si ellos decían algo de los que estaba sucediendo, ella iba ir a sus casas en la noche a matar a sus papás a matar a su familia a hacerles daño”, narró.

Durante sus clases, la maestra escuchó a los niños y decidió primero ir con los padres de familia para después acudir ante las autoridades, pero hasta el momento, la Fiscalía no ha actuado contra la directora y su tía.

Hubo niños que me tuvieron la confianza, se acercaron y me contaron esto, los niños me dijeron que esto pasaba, que tenían miedo, que tenían rabia. Que Mariana era la peor persona del mundo, que había lastimado a muchos de sus compañeros y que ellos querían que esto parara”, comentó.

Pocos padres han denunciado, pero la Fiscalía ya tiene testimonios de los menores, de los padres y de varios maestros, pero no han actuado.

Mi petición es que hagan algo, que ya se muevan, o qué estamos esperando. Los niños están pidiendo auxilio, los niños están pidiendo atiéndanos, háganos caso”, exclamó.

Los peritajes ya fueron realizados y dieron positivo al abuso infantil, sin embargo, la escuela sigue abierta y reciben niños. La sospecha de los padres denunciantes es que la Fiscalía de Morelos le está dando impunidad a la directora y frena las investigaciones.

Vía Excélsior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *