Denuncian a ‘El Cuau’ por depositar dinero del erario a su familia

 Un ex empleado del ayuntamiento de Cuernavaca presentó el pasado 8 de agosto una denuncia ante la Fiscalía Estatal de Morelos contra el alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco Bravo, y el tesorero  municipal, Alejandro Villarreal Gasca, por obligarlo a depositar 160 mil pesos mensuales, para 8 personas, entre las que se encuentra la mamá del ex futbolista.

La denuncia fue presentada por Harold Zavaleta Batalla, ex director General de Comercios, Industria y Servicios del ayuntamiento de Cuernavaca, y quedó asentada en la carpeta de  investigación número SJ01/3799/3799/2016.

En la demanda se incluye una lista de los números de cuenta de las instituciones bancarias, las cuales fueron borradas en las fotos filtradas a los medios de comunicación para proteger los datos personales de los familiares de Cuauhtémoc Blanco.

Las personas beneficiadas con estos depósitos son: Leonardo Silva Viciconte, José Antonio Bravo Molina, Ricardo Bravo Molina, Ulises Bravo Molina, Mauricio Silva Bravo, Leonardo Carlos Silva Bravo, Hortensia Bravo Molina y Ángel Bravo Blanco.

Según la versión del ex empleado del ayuntamiento, los depósitos se hicieron en efectivo con recursos recaudados por el municipio, y bajo las instrucciones del mismo alcalde de Cuernavaca.

En la narración de los hechos, el ex empleado del ayuntamiento afirma que “el día de la toma de  protesta, el tesorero (15 de enero del 2016), antes de  tomar protesta, me pidió hablar unos minutos a solas, donde no había gente, y me dijo que como yo era  gente de  confianza de Roberto Yáñez (ex secretario del ayuntamiento) quería encomendarme una tarea que le había encargado el alcalde”.

Yo le conteste que sí y me dio una lista de nombres de los familiares de Blanco Bravo con sus respetivos números de cuenta y me instruyó que a partir del lunes 18 de enero fuera a su oficina para que me diera el dinero y depositar en dichas cuentas”, agregó.

Zavaleta Batalla dijo que presentó la denuncia luego de que la prensa local ventiló esta situación, “pensé que era mi obligación civil denunciar lo que sabía”, y también aclaró que nunca realizó los depósitos porque creyó que era un asunto grave.

Por: Excélsior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *