Desarman y retienen a elementos de la Guardia Nacional, en Chenalhó, Chiapas

Vía: Proceso

Un grupo civil armado autodenominado “Autodefensas de Chenalhó” robó a miembros de la Guardia Nacional nueves fusiles, una ametralladora y una pistola, así como chalecos antibalas, más de dos mil cartuchos, dañaron dos patrullas y lesionaron a dos elementos, el fin de semana.

El robo ocurrió luego de que los agentes de la Guardia Nacional fueron retenidos por cientos de indígenas en el municipio de Chenalhó, a la altura del poblado de Majomut.

Si bien los hechos ocurrieron el jueves 8 de julio pasado por la tarde-noche, fue hasta el sábado 10 que se pudo confirmar los hechos tras filtrarse un reporte oficial de los elementos de la Guardia Nacional en el que detallan cómo fueron retenidos y sorprendidos por ese grupo armado que opera en la región.

Los uniformados, pertenecientes a la 7a. Compañía de la Guardia Nacional (GN), al mando del oficial Luis Alberto Cerda Ávalos, se trasladaban en dos vehículos oficiales tipo Cheyenne, rotulados con las insignias de la institución y debidamente identificadas.

Alrededor de las 18 horas fueron interceptados por un grupo de 30 personas que se atravesaron en el tramo carretero que va de Chenalhó hacia Pantelhó, a la altura de Majomut, antes de llegar a Acteal.

Los uniformados patrullaban la zona para dirigirse hacia Pantelhó y apoyar las labores de otro grupo de la GN, Ejército Mexicano y Policía Estatal, que ese mismo jueves 8 de julio por la mañana fueron emboscados por un grupo civil armado, que les causaron nueves heridos.

El grupo de hombres, mujeres y niños que les impidieron el paso fue creciendo en número hasta superar las más de 300 personas, quienes les decían que no los dejarían pasar porque desconfiaban si realmente eran de la GN, pues más bien parecían “eran personal del crimen organizado”.

“El oficial Cerda procedió a dialogar y entablar negociaciones, con el fin de salir de citada situación de retención, mientras seguían llegando más personas y aumentando la tensión de la situación, los líderes de las comunidades –Acteal, Pantelhó, Chenalhó, Majomut), solicitaron la presencia del presidente municipal de Chenalhó, así como del comisario ejidal de Majomut, asistiendo solamente el Director de Obras de citado municipio, aumentando la tensión de la muchedumbre”, dice el reporte oficial.

Horas después se realizó una asamblea con los representantes de los municipios aledaños –Acteal, Pantelhó, Chenalhó, Majomut–, en presencia del encargado de obras perteneciente al municipio de Chenalhó.

“Para lo cual y a fin de bajar la tensión entre la muchedumbre, el oficial y 12 de tropa estuvieron presentes en dicha asamblea, dejando el armamento y equipo al interior de las cabinas de las camionetas, por exigencia de la mismas personas, encontrándose en todo momento resguardadas por los conductores de citados vehículos; en dicha asamblea se trataron los asuntos pertinentes para la liberación del libre tránsito, los cuales entendían muy poco ya que los comuneros se comunicaban mediante dialecto”, agrega el reporte.

Cuando terminó la asamblea, alrededor de las 22 horas y cuando se llegó al acuerdo de que los dejarían libre tránsito, tras confirmar por parte del grupo de indígenas que sí son miembros oficiales de la Guardia Nacional, de manera sorpresiva llegó un grupo civil armado autodenominado “Autodefensas de Chenalhó”.

Las aproximadamente 60 personas del grupo Autodefensas de Chenalhó llegaron todos armados y con ropa de camuflaje militar, quienes de inmediato se fueron a los vehículos y sometieron a los dos conductores que se habían quedado resguardando el equipo militar.

Ambos elementos de la Guardia Nacional fueron golpeados por los hombres armados, que les provocaron varias lesiones; posteriormente se apropiaron del armamento, accesorios, dotación, equipo y celulares de los 13 uniformados.

El armamento robado fue: 8 Fusiles Fx05, cal. 5.56×45 mm, así como un fusil HKG3, una ametralladora NEGWB cal. 5.56×45 mm y una pistola PX4 cal. 9 mm. propiedad del oficial Cerda Ávalos.

Además, el grupo civil armado se robó un cañón de repuesto cal. 5.56×45 mm de las ametralladoras, 50 cargadores Fx-05 abastecidos dentro de un cofre metálico, además se robaron una dotación mil 950 cartuchos Fx-05, 100 cartuchos cal. 7.62×51 mm para el fusil HKG y 800 cartuchos eslabonados de 5.56×45 mm.

Se robaron también 12 chalecos antibalas con 4 placas (frontal, trasera, y 2 laterales, cada uno).

Se llevaron también 12 cascos antifragmento con dotaciones y accesorios orgánicos, 8 fornituras negras, dos uniformes de tela ristop color gris, un uniforme de tela ristop color blanco, ocho ponchos color negro, cuatro mochilas jumbo color negra, una mochila de viaje negra, dos sleeping y una chamarra.

Los elementos de la Guardia Nacional intentaron dialogar con los pobladores para que les permitieran recuperar el armamento y equipo robado, pero éstos sólo los dejaron partir a bordo de las unidades, con la amenaza de que si no se iban les destrozarían los vehículos y tendrían que salir caminando.

Fue así como abordaron sus vehículos y se trasladaron de regreso hacia San Cristóbal de las Casas, para luego enfilarse a la base de la Coordinación Estatal de la Guardia Nacional ubicado en el tramo carretero Tuxtla-La Angostura, municipio de Chiapa de Corzo.

Otro reporte de la policía estatal refiere que al incidente donde estuvieron retenidos cinco horas los uniformados, llegaron Ernesto Méndez Ruíz, juez de Paz y Conciliación indígena, y Pedro Vázquez Pérez, secretario municipal del ayuntamiento de Chenalhó, quienes negociaron la liberación de elementos de la Guardia Nacional, pero también ellos fueron retenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *