Déspota: La Feria

SR. LÓPEZ

Al tío Neto, a sus espaldas, le decíamos todos tío Teto, porque era tonto de medalla y diploma. Y como todo tonto: necio. Una muestra: a todos sus hijos en el Acta de Nacimiento, les ponía no la fecha del feliz alumbramiento, sino nueve meses atrás, porque según él, eran sus hijos desde el instante de su concepción. Cosa cierta, aunque al menos a sus hijas, les molestaba un poquitín. Cuando se iba a casar con tía Queta, a la hora de ir al Registro Civil, para firmar el Acta de Matrimonio, ella lo amenazó de muerte si soltaba la sopa y ahí sí tío Teto aceptó que se anotara la fecha a partir de la cual oficialmente fue su mujer, oficialmente… porque su mujer ya era… desde meses antes.

Salvo prueba en contrario, nuestra risueña patria es la única que celebra su independencia en la fecha equivocada. Efectivamente, el despelote que Hidalgo y otros iniciaron en 1810, nada tuvo que ver con que nos quisiéramos independizar de España, de hecho, los historiadores discuten ¿qué gritó don Hidalgo?, hay varias versiones:

Obispo Manuel Abad y Queipo: “¡Viva nuestra madre santísima de Guadalupe!, ¡viva Fernando VII -rey de España- y muera el mal gobierno!”

Lucas Alamán: “¡Viva la religión!, ¡viva nuestra madre santísima de Guadalupe!, ¡viva Fernando VII, viva la América y muera el mal gobierno!”

Fray Diego Bringas: “¡Viva la América!, ¡viva Fernando VII, viva la religión y mueran los gachupines!”

Un testigo, Juan Aldama, agrega que dijo: “Hijos, ayúdenme a defender la patria. ¡Se acabó la opresión, se acabaron los tributos! El que me siga a caballo tendrá 1 peso. Y el que me siga a pie, 4 reales”.

Por cierto, al rey Fernando VII se le conocía como el Rey Felón, siendo fama su cobardía, su inclinación a los placeres, mentir, traicionar y lo perezoso… ¡ah!, y era muy vengativo; se le considera el peor Rey que ha tenido España: ¡Viva Fernado VII! Y aparte padecía una deformidad muy notoria: macrosomía genital, a lo que se atribuye la muerte de sus primeras tres esposas, por los desgarros y hemorragias causadas por el inusitado tamaño de su instrumento genito urinario. Su cuarta esposa, María Cristina fue su sobrina, hija de su hermana, pero el médico de la Corte diseñó un cojín con agujero. ¡Salvadota!

Hidalgo no pensó ni tantito en independizarnos. A lo que Hidalgo convocó a la raza el 16 de septiembre de 1810, fue a destituir la autoridad virreinal hasta en tanto regresara al poder el rey de España, Fernando VII (a uno no le crea nada, ahí revise el libro de texto oficial de Historia 4º grado SEP, página 168).

El pleito era que en España Napoleón había puesto de rey a su hermano Pepe (Pepe Botella, por borrachales que era), y tan era felón el rey Felón que le pidió a Napoleón que lo adoptara como hijo. Mientras, el Virrey acá (José de Iturrigaray), convocó a todas las provincias (los hoy estados), a integrar una Junta de Gobierno que mandara en lo que el Rey Fernando recuperaba el poder. Se oponían los de la Real Audiencia (nombrada por el Felón): querían seguir mandando ellos. Ese era el pleito. Punto. Lo demás es música es viento.

Todos los que le hicieron segunda a Hidalgo acabaron fusilados entre junio y julio de 1811, Morelos la libró hasta diciembre de 1815 cuando también fue fusilado, decapitado y le cortaron una mano. Y tan tan.

Caso especial el de Morelos (quien sí quiso separarnos de España), por ser el primer sacerdote degrado por la iglesia en estas tierras, aparte, que se sepa, de ser el único insurgente que se echó atrás y dijo haber entrado al relajo solo por seguir a Hidalgo para, acto seguido, delatar a todos los insurgentes de que tenía memoria, indicando quiénes y cuántos eran, así como dónde escondían sus armas. El juzgado lo encontró traidor al rey “y mucho más traidor a Dios”. Híjole (ahí léase la versión de Lucas Alamán).

La independencia de México tiene antecedentes desde mucho antes de 1810, pero no es sino hasta que Guerrero respondió a la carta de Iturbide, del 10 de enero de 1821, invitándolo a rendirse conservando sus fuerzas, a lo que Guerrero contestó diciendo que estaba bien parar la matadera, poniéndose él a las órdenes de Iturbide (carta del 20 de enero de 1821)… pero independientes de España. A Iturbide le gustó, le escribió otra carta a Guerrero (quien seguía con su guerrilla dando mucha lata), se juntaron en Acatempan el 10 de febrero de 1821, se palmearon los lomos y para el 24 de febrero de 1821 ya tenían listo el Plan de Iguala independizándose de España para instalar un régimen monárquico moderado y constitucional, trono ofrecido a Fernando VII de España y si le daba flojera la mudanza, alguno de sus hermanos. Para que el Plan de Iguala no fuera papel mojado, formaron el Ejército Trigarante (religión, independencia y unión).

El Virrey Apodaca se puso como chile toreado, pero de España el 5 de julio de 1821, le mandaron recado de que se buscara otra chamba; en su lugar llegó Juan O’Donojú como jefe político superior de la Provincia de Nueva España, quien vio cómo estaba la cosa, se sentó con Iturbide el 24 de agosto de 1821 y le firmó los Tratados de Córdoba (Veracruz), reconociendo la independencia de México. Ya luego, el 27 de septiembre de 1821, fue la entrada del Ejército Trigarante a la Ciudad de México. Ninguna de esas fechas fue de la Independencia: el Acta de Independencia de México tiene la del 28 de septiembre de 1821. Punto. Hidalgo, Morelos y compañeros… ni quien se acordara. España intentó varias veces recuperar nuestro país, finalmente reconoció la independencia el 28 de diciembre de 1836.

Del Rey Felón, uno de sus biógrafos, Emilio La Parra López, dice que gobernó con plena autoridad, sin limitaciones ni ataduras, desmoronó la Constitución, desmanteló haciéndolos inoperantes a los organismos que atemperaban su poder absoluto; su política consistió en el control personal del poder, valiéndose de la represión de toda disidencia y de servidores cuya única pauta de comportamiento fue la fidelidad ciega a su señor. Gobernó como un déspota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *