Destituyen a funcionario municipal por asesinato de hermanos profesionistas

Ante la presión ciudadana, Igor Fidel Rojí López, presidente municipal de Orizaba, Veracruz, anunció la destitución del director de Gobernación, Juan Ramón Herebia Hernández, quien apenas el sábado había solicitado licencia al cargo para que se llevaran a cabo las investigaciones en torno al asesinato de los hermanos profesionistas Ramón y Ernesto Pérez, presuntamente a manos de policías municipales.

Previo al anuncio, un numeroso grupo de personas, entre integrantes de la Sección 56 del SNTE, familiares, amigos y personas de la sociedad civil, marcharon en las principales calles de la ciudad para exigir justicia y la salida del funcionario municipal, quien ya contaba con antecedentes, porque desde 2013 había quejas en la Comisión Estatal de Derechos Humanos ante los numerosos abusos que cometía la policía a su mando.

Las calles del centro de Orizaba se paralizaron, miles de personas de al menos cinco municipios conurbados de la zona montañosa central de Veracruz marcharon para exigir justicia por el asesinato de los hermanos Román y Ernesto Pérez González.

La marcha inició de la escuela secundaria general Ignacio de la Llave, de donde el padre de los jóvenes es director, al primer contingente se le sumaron más personas conforme avanzó.

Los asistentes, la mayoría vestidos de blanco, llevaban pancartas en donde también solicitaban al gobernador del estado, Miguel ángel Yunes Linares, aplicar todo el peso de la ley a quienes resulten responsables del asesinato.

De dichas quejas, fueron emitidas 10 recomendaciones para el gobierno municipal que no fueron acatadas.

El alcalde Igor Fidel Rojí hizo el anuncio acompañado de los padres de los jóvenes asesinados, de representantes de la Política Regional y de la Subsecretaría de Gobierno de Veracruz, quien dijo que personalmente el fiscal general, Jorge Winckler, supervisará las investigaciones.

El padre de los jóvenes, Román Pérez, advirtió ante las autoridades que no cesarán en su exigencia de justicia y a pesar del compromiso de las autoridades, no bajarán la guardia.

Además responsabilizó a la Policía Municipal de Orizaba y a Juan Ramón Herebia de “cualquier cosa que nos pase a mi esposa o a mí”, advirtió.

Ya se demostró que mis hijos en ningún momento accionaron ninguna arma, ni agredieron a los policías municipales Orizaba, ya está totalmente comprobado de que ellos son inocentes de todo lo que se les imputó y que mis hijos fueron asesinados arteramente por la policía, agarrándolos de dos flancos, por el frente y por la espalda cuando ellos ni armas portaban”, explicó.

Vía Excélsior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *