Distribución de gas, sin reglas: GDF

 El secretario de Protección Civil del Distrito Federal, Fausto Lugo, reconoció que no hay una regulación en materia de entrega y suministro de gas por parte del gobierno.
“No existe una normatividad como tal, ni a nivel federal ni local. Lo que está regulado es el tema de pipas, condiciones de pipa, instalaciones de gas, pero como tal normatividad en relación a las tomas o entregas de producto, no existen”, aclaró.
La Norma Oficial Mexicana NOM-007-SESH-201 establece: “Vehículos para el transporte y distribución de Gas L.P. Condiciones de seguridad, operación y mantenimiento”, que regula las condiciones de los auto tanques que transportan licuado de petróleo o gas LP, no contempla protocolos de Protección Civil que se deben de seguir al momento de hacer entrega del combustible a los inmuebles; únicamente se establece lo que no se debe hacer cuando se maneja el gas LP.
“Se debe verificar la existencia y, en su caso, actualización del manual y/o programa de capacitación del personal, (…). Los semirremolques y auto-tanques de transporte deben ser manejados en todo momento por personal que esté debidamente capacitado, en lo que se refiere a propiedades y manejo de Gas LP, (…), para la prestación de servicios de distribución y de supresión de fugas”, explicó.
En un recorrido realizado por EL UNIVERSAL se constató que a falta de una normativa que regule la entrega de combustible a inmuebles, los operarios manejan un protocolo interno de protección civil. No obstante, la capacitación sobre dichas normas no la reciben regularmente. Tres operarios de diferentes firmas gaseras coincidieron que las empresas no les dan preparación.
“Cada año se da la capacitación pero ya se tardaron, no hemos tenido los cursos”, dijo uno de ellos. En ese mismo sentido, otro operario aseguró que la preparación para manejar las unidades de gas LP se otorga cada tres o cuatro meses, no obstante, hasta el momento, no han recibido algún curso.
“Son normas que la empresa te da, te da herramienta, capacitación, tardan, pero sí te dan capacitación”.
Según los testimonios, las capacitaciones se basan en el manejo de los auto tanques y del combustible, así como el manejo de situación en caso de fugas. “Nos ofrecen capacitación desde el conocimiento de las piezas del autotanque y cómo trabaja cada vehículo”.
“Cuando se detecta una fuga, se cierra la llave de emergencia, se dobla la manguera y con toda la precaución se deja escapar el gas sobrante”, comentaron. En caso de que se trate de una fuga mayor, los protocolos indican que se tiene que llamar a los bomberos para controlar el escape del combustible y evitar algún accidente.
“Si es una fuga mayor, pues tratar de dispersar a la gente, hablar con los bomberos que tienen equipo más especializado”. Otro de los operarios comentó: “cuando ya ves la fuga y no la puedes controlar, tienes que avisar a la gente de los alrededores”.
Respeto al gas. De acuerdo con la norma NOM-007-SESH-2010, el personal que opera las pipas de gas “debe utilizar ropa de algodón y evitar uso de protectores metálicos, en calzado, peines y demás accesorios que, de forma indirecta o cuyos materiales puedan producir chispas. En la operación de semirremolques, auto-tanques y vehículos de reparto queda prohibido fumar o encender fuego durante el manejo del vehículo o durante la prestación de los servicios de transporte o distribución”.
En ese sentido, los operarios afirmaron que no se puede evitar que transeúntes fumen o utilicen el celular en el momento en el que se suministra gas; ya que representa un riesgo potencialmente peligroso como para generar una explosión, flamazo o incendio.
De acuerdo con los tres operarios, lo único que pueden hacer es pedirle a la gente que no pase, situación que no siempre funciona.
“Les dices y a veces entienden y a veces no. Uno les dice: ‘espérense tantito, nos tardamos cinco o diez minutos, eso es todo’ y no se quiere esperar la gente. Pisan la manguera y se molestan, incluso te dicen de groserías”, aseguró uno de ellos.

vía EL UNIVERSAL

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *