‘Don Goyo’ ha cambiado su comportamiento desde hace un mes: Geofísica UNAM

Desde hace casi un mes y no en las últimas horas se han registrado modificaciones en el Popocatépetl, afirmó Robin Campion, investigador del Departamento de Vulcanología del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en entrevista para RMX, con Ignacio Lozano.

Más que en las últimas horas, es desde casi un mes que hemos notado un cambio en su comportamiento, no realmente un incremento, sino más bien un cambio”, dijo.

Campion dijo desconocer las causas del cambio, pero indicó que desde 1994, la actividad de ‘Don Goyo’ se ha caracterizado por “un ciclo de construcción y destrucción de domos”.

Ahora, el último domo ha sido destruido y vemos que siguen el patrón de explosiones, es decir, son explosiones que ya no radican en el domo sino por otro proceso”, añadió.

El investigador de la UNAM descartó que, ‘por el momento’, exista un riesgo para la población cercana al volcán.

La intensidad de estas explosiones que ha tenido el volcán en las últimas semanas es dentro de lo normal, incluso es un poco más bajo que otras explosiones que hemos observado en los últimos 10 años. Nada más que el proceso de generación de estas explosiones parece que es distinto ahora”, comentó.

Campion destacó que uno de los cambios más notorios ha sido el ruido que emite el volcán, el cual, “se escucha como una turbina de avión constante, con altos y bajos, pero continúa. Y eso se debe al escape de los gases bajo alta presión”, precisó.

El Popocatépetl de manera general es uno de los volcanes en el mundo que más gases volcánicos emite. Los gases realmente son la fuerza de las erupciones, el motor de las erupciones. Y mientras el volcán estaba emitiendo los gases de manera tranquila, de manera libre pues no se podía generar mucha presión para generar grandes explosiones.

Pero ahora, sí vemos que el conducto se está gradualmente tapando, y hay indicios que ahorita el conducto quiere taparse, hay que estar muy vigilantes que no se tape completamente para que no se generen presiones grandes, que generan erupciones más grandes”, agregó.

Concluyó que “por el momento, todas estas explosiones moderadas que hemos tenido durante las últimas semanas contribuyen a mantener el conducto más o menos abierto.  Pero hay que vigilar bien que este conducto no se cierre”.

Por: Excélsior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *