Efemérides: Qué pasó un 24 de mayo

Juan Rivero Valls / GMx

El astrólogo polaco Nicolás Copérnico nació hoy hace 545 años

Primero fue Arquímedes quien, unos 250 años AC hizo referencia al trabajo de Aristarco de Samos, quien había vivido unos 100 años antes y trabajado en la mítica Biblioteca de Alejandría, en el que aseguraba que era la tierra la que giraba alrededor del sol, pero esos trabajos se perdieron en alguno de los múltiples incendios que azotaron la biblioteca. Después, Plutarco, en los primeros años del cristianismo lo refiere en su obra. Como quiera que sea, esa afirmación de Aristarco de Samos durmió en el olvido hasta bien entrado el siglo XVI cuando el matemático, astrónomo, jurista, físico, clérigo católico, gobernador, líder militar, diplomático y economista polaco Nicolás Copérnico, quien nació hoy hace 545 años, quien estudió primero en la Universidad de Cracovia y después en varias instituciones italianas, dedicó su vida a la investigación pero no publicó su obra “Sobre las revoluciones de las esferas celestes“ sino hasta el año de su muerte en 1543 cuando tenía 70 años de edad tal vez consciente del escándalo que significaría afirmar que no solamente la tierra, sino los seis planetas (ni Urano, Neptuno y Plutón eran conocidos en esa época) giraban alrededor del sol (la publicación fue póstuma). La teoría heliocéntrica tardó en aceptarse por completo, pero fijó las bases para entender un poco mejor la constitución del universo; de hecho los temores de Copérnico se reflejaron en el juicio y ejecución, quemado en la hoguera por herejía, de Giordano Bruno en 1600, condenado por la inquisición romana por sostener la teoría heliocéntrica de Copérnico. Hace poco, en el 2005, se descubrieron los restos de Copérnico en la catedral de Frombork, un pueblo ubicado al norte de Polonia y al comparar los huesos del cráneo y un diente con uno de sus cabellos encontrado en un manuscrito original se verificó su autenticidad, por lo que en el 2010 recibió un segundo funeral con todos los honores en el mismo sitio donde descansan. Uno de los mayores cráteres de la luna lleva, en su honor, su nombre.

El revolucionario francés Jean-Paul Marat nació hoy hace 274 años

2

Como hemos explicado, la geografía europea del siglo XVIII era muy diferente a la que hoy conocemos; por eso decir que Jaen-Paul Marat que nació hoy en el hermoso pueblo de Boudry hace 274 años era suizo es un sin sentido porque además, ese pueblo, en esa época, pertenecía a Prusia, pero Marat es uno de los grandes héroes de la Revolución Francesa. Médico de profesión, especializado en oftamología, estudió en París y luego de ejercer un poco marchó a Londres donde se instaló e hizo su trabajo científico y filosófico mas importante, pero al iniciar el proceso de la Revolución Francesa regresó a París, renunció a la medicina y se dedicó de lleno al periodismo fundando su propi medio “El amigo del pueblo”, desde donde criticaba arduamente a quienes detentaban el poder llamándolos “enemigos del pueblo”. Perseguido tuvo que esconderse en las catacumbas de París donde adquirió una extraña enfermedad de la piel que lo acompañó el resto de su vida. Desde su periódico criticaba a los giordanos y fue adquiriendo enorme fama entre la gente pobre de París que lo encumbró como “salvador del pueblo”. Fue uno de los principales promotores de la ejecución de Luis XVI y de todo aquel que se opusiera a los designios de la Revolución, convirtiéndose en uno de los personajes fundamentales del “Reino del Terror” que encabezaba Robespierre (se le atribuye a él la ejecución de Lavoisier). De hecho su fama se convirtió en idolatría, a tal grado que luego de que fuera asesinado por Carlotte Corday, una dama aristógrata giordana que le encajó un puñal que acababa de comprar frente al domicilio de Marat y sus cenizas llevadas a la iglesia, en el templo fueron sustituida las imágenes de Cristo por las de Marat. El pintor Jaques Louis David inmortalizó el momento de la muerte de Marat en un espléndido óleo y en 1989 los directores de cine Robert Enrico y Richar Heffron hicieron una película de alto presupuesto para conmemorar los 200 años de la Revolución titulada “Historia de una revolución” dividida en dos partes: “Los años luminosos” y “Los años terribles”, basada en la vida de Marat, quien tenía 50 años al momento de su asesinato.

El escritor soviético Mijaíl Shólojov, Premio Novel 1965, nació hoy hace 112 años

3

Si uno revisa la filmografía de Serguéi Fiódorovich Bondarchuk, encontrará verdaderas obras de arte; entre ellas su versión de Guerra y Paz, Ellos lucharon por su patria o Waterloo y dos especiales para nosotros, resumidas en un título sobre los trabajos del periodista norteamericano John Reed: Campanas Rojas. La primera parte, titulada México en llamas, donde el periodista hace una entrevista a Panho Villa en plena revolución. Aquí Villa es interpretado magistralmente por Eraclio Zepeda (al igual que en la versión de Paul Leduc Reed, México Insurgente) y Diez días que cambiaron el mundo, sobre el triunfo de la revolución bolchevique en Rusia. Pero Bondarchuck hizo la adaptación de dos fantásticas novelas del escritor soviético Mijaíl Shójolov, quien nació hoy en un pequeño pueblo a orillas del río Don hace 112 años. De origen Cosaco, en su primera novela, “El Don apacible”, narra la participación cosaca en la revolución rusa y en la posterior gerra civil y El destino de un hombre, en el que un hombre camina por la carretera y se encuentra con otro que durante la Revolución había sido, como él, conductor y caminan para incorporarse a las fuerzas que luchan contra la invasión nazi en la II Guerra Mundial. Shójolov se convirtió en el autor mas importante de la Unión Soviética en el siglo XX y uno de los responsables del “realismo socialista”. Miembro del Comité Central del Partido Comunista Soviético, Shójolov, cuya obra ha sido traducida a mas de 30 idiomas, recibió el Premio Nobel de Literatura en 1965. Acompañó a Nikita Krushov en su famoso viaje por Europa y Estados Unidos que dio inicio a la llamada Guerra Fría. Falleció en Moscú a los 79 años de edad.

 

El historiador español José María Lacarra, nació hoy hace 110 años

4

Aunque parezca contradictorio, mucho, de lo muy poco que sabemos de la oscura “Edad Media”, en especial la de los antiguos reinos de Aragón y de Navarra (dos de los reinos mas poderosos de la Europa medieval), se lo debemos al arduo trabajo de investigación de José María Lacarra, quien nació hoy en Estella, una comunidad vasca ubicada en la provincia de Navarra hace 110 años. Cuando tenía 18 años de edad dejó su pueblo para radicarse en Madrid donde estudiaría, de manera simultánea, las carreras de Derecho e Historia en la Universidad Central de Madrid, al graduarse ingresa al Archivo Histórico Nacional y durante la Guerra Civil se dedica a salvaguardar los documentos históricos, en especial los correspondientes al periodo comprendido entre los siglos XVIII y IX. Al concluir el conflicto se marcha a Zaragoza donde obtiene la cátedra de historia medieval, misma que mantiene hasta su fallecimiento. Sus investigaciones ponen especial cuidado en la figura de Alfonso I, “El Batallador”, figura que le apasiona por haber extendido sus dominios desde Aragón y Pamplona (que le correspondían por herencia) hasta la conquista de Zaragoza. Después y gracias a su matrimonio con Doña Urraca de León, “La Temeraria” gobernó sobre  León, Castilla, Toledo, Pamplona y Aragón y se hizo llamar entre 1109–1114 “emperador de León y rey de toda España”. Su figura en la lucha contra los musulmanes fue fundamental en la expulsión de los moros y en la unificación de reinos, aunque a su muerte, por no tener descendencia, los nobles separaron los reinos de Aragón y de Pamplona. Cuando Lorraca, que recibió diversos doctorados honoris causa, falleció en la ciudad de Zaragoza, tenía 80 años de edad.

 

El escritor ecuatoriano Demetrio Aguilera Malta, nació hoy hace 108 años

Imagen sin título

Prácticamente desde la adolescencia se afilió al Partido Comunista de Ecuador, lo que lo llevó a estar presente en las luchas revolucionarias e independentistas de todo el mundo y que lo llevó a España, a luchar en el bando republicano durante la Guerra Civil. Demetrio Aguilera, quien nació hoy en Guayaquil, Ecuador, hace 108 años. Hijo de un rico comerciante, dueño de fincas, Aguilera se crió en una isla propiedad de la familia y fue educado por su madre hasta que pudo ir a estudiar el bachillerato a Guayaquil. Después de graduarse obtuvo una beca para continuar sus estudios en Madrid, justo en el momento que estallaba la Guerra Civil y ahí permaneció luchando. De regreso a Ecuador obtuvo algunos puestos menores en el servicio exterior; fue nombrado agregado cultural en Chile y embajador en México, ciudad donde falleció de un derrame cerebral a los 72 años de edad. Les voy a dejar un fragmento de su novela “La Isla Virgen” que, presumo, sería un poco autobiográfica y que, como en toda su obra, resalta la dignidad  de los indígenas ecuatorianos. En su obra no profundiza sobre la sicología de sus personajes, sino en su entrono social y los hace en tiempos en que la literatura latinoamericana navega en dos barcos: el cosmopolitismo y el realismo mágico, lo que hace de su obra preponderantemente realista, como un producto fácilmente distinguible. Les dejo pues este fragmento.

La Isla Virgen (fragmento)

“…Continúan el trabajo. Éste y el calor los ciega. Los pies empiezan a pisar de puntillas evadiendo el contacto de la tierra, que es como un horno. De rato en rato, sangra uno que otro. No necesitan ni mirarse, para saber que se trata de una espina, quizá de las peores. Quisieran sacársela y echarse algo para que no se les infecte, aunque sólo sea de ceniza de cigarro con saliva. Pero allí está don Guayamabe y no soporta ningún descanso.”

El poeta nayarita Amado Nervo, falleció hoy hace 98 años

6

Don Jerónimo recoge al pequeño Felipe a la muerte de su madre y lo cría en su hacienda. Felipe se convierte en un joven taciturno que decide entregarse al estudio y a la religión, por lo que marcha a un seminario donde hace terribles penitencias mientras estudia teología; es tan dura la disciplina que se auto impone que enferma, por lo que Don Jerónimo lo lleva de regreso a la hacienda para que se recupere; allí está Asunción, hija del administrador y su compañera de juegos infantiles, convertida ahora en una bella mujer en la que Felipe ve la perdición de su alma. Ella le confiesa estar enamorada de él y, para demostrarlo, le da un apasionado beso. Pues esa trama tan sencilla, pero maravillosamente escrita por Juan Crisóstomo Ruiz de Nervo y Ordaz, mejor conocido como Amado Nervo y que falleció hoy en Montevideo, Uruguay hace 98 años titulada El Bachiller significó, junto con un poema dedicado a Manuel Gutiérrez Nájera, fueron los que dieron a conocerle y aunque es reconocido como uno de los mas grandes poetas mexicanos, también cultivó, aunque poco, la prosa tanto con sus tres novelas (El Bachiller, El domador de almas y El diablo desinteresado) sus cuentos y ensayos y, sobre todo con sus artículos periodísticos en El Correo de la Tarde de Mazatlán (donde trabajaba en un despacho de abogados) la revista Azul, el diario El Universal, El Nacional y, especialmente, en El Mundo, donde formaba parte del consejo de redacción y, posteriormente como director del suplemento humorístico. Al iniciar el siglo XX viajó a París enviado como corresponsal de El Imparcial para cubrir los eventos de la Feria Mundial. Allí, además de conocer a otros escritores de la época, se encuentra con Ana Cecilia Luisa Daillez, quien sería el amor de su vida y para quien escribió su celebérrimo poema La Amada Inmóvil (que por cierto fue publicado póstumamente) y de quien adoptó a su hija Margarita (con quien aparece en la foto). En México ingresó al servicio exterior, primero en París, pero al estallar la Revolución Mexicana su nombramiento quedó si efecto. De regreso a nuestro país fue nombrado profesor en la Escuela Nacional Preparatoria y, de nuevo ingresó al servicio exterior, ahora como embajador en Argentina y Uruguay donde falleció a los 48 años de edad. Su cuerpo fue trasladado en la corbeta Uruguay a nuestro país, custodiado por embarcaciones argentinas, cubanas, venezolanas y brasileñas y, al llegar tuvo un funeral sin precedente en México al que acudieron miles de personas. Les voy a dejar un fragmento de su famosísimo poema, La Amada Inmóvil.

¿Llorar? ¡Para qué!

Este es el libro de mi dolor:

lágrima a lágrima lo formé;

una vez hecho, te juro, por

Cristo, que nunca más lloraré.

¿Llorar? ¡Por qué!

Serán mis rimas como el rielar

de una luz íntima, que dejaré

en cada verso; pero llorar,

¡eso ya nunca! ¿Por quién? ¿Por qué?

Serán un plácido florigelio,

un haz de notas que regaré,

y habrá una risa por cada arpegio…

¿Pero una lágrima? ¡Qué sacrilegio!

Eso ya nunca. ¿Por quién? ¿Por qué?

El poeta ruso Joseph Brodsky, Premio Nobel 1987, nació hoy hace 77 años

7

Nacido en San Petersburgo cuando aún se llamaba Leningrado durante la época mas represiva de la Unión Soviética, el poeta Joseph Brodsky de origen judío, tuvo que hacerse autodidacta, ya que fue echado de 15 escuelas y a duras penas pudo concluir su educación secundaria. Brodsky, que hoy cumple 77 años, tenía un gran dominio del inglés y tradujo a muchos poetas de esa lengua, en especial a John Donne. No era un poeta estimado en la Unión Soviética debido a que en sus poemas no se vanagloriaba a la Revolución, sino a la tragedia humana, por lo que era muy difícil publicar hasta que en 1964 fue acusado de “parasitismo” e “invitado” a abandonar la URSS, así que tomó su máquina de escribir y un libro de Donne y viajó a Londres y de ahí a los Estados Unidos a donde llegó en 1972 trabajando para algunas revistas y dando cursos en universidades estadounidenses. En 1977 adquiere la nacionalidad estadounidense y en 1987 recibe el Premio Nobel de Literatura por el conjunto de su obra que lo convierte en uno de los poetas rusos mas importantes de la segunda mitad del siglo XX. Falleció en la ciudad de Bueva York en 1996, cuando tenía 56 años de edad. Les voy a dejar este poema dedicado al poeta mexicano Octavio Paz.

Divertimento mexicano

 A Octavio Paz

Cuernavaca

En el jardín donde M., un protegé francés

mantuvo a una beldad de espesa sangre indígena

hoy canta un hombre venido de muy lejos.

En el jardín tupido como un trazo cirílico

un mirlo nos recuerda al ceño cejijunto.

El aire de la noche suena como cristal.

El cristal ya está roto, notémoslo de paso.

Aquí Maximiliano fue emperador tres años.

Introdujo el cristal, la champaña, los bailes

y todas esas cosas que adornan la existencia.

Pero la infantería de los republicanos

lo fusiló después. Dolorosos graznidos

llegan del denso azul.

Los campesinos sacuden sus perales.

Tres patos blancos nadan en el estanque.

El oído percibe en la hojarasca

la jerga de las almas que conversan

en un infierno densamente poblado.

El poeta y músico estadounidense, Premio Nobel 2016, Bob Dylan, cumple hoy 76 años

 8

 

Para los que nacimos en la segunda mitad del siglo XX, dos músicos y poetas norteamericanos fueron fundamentales: Jim Morrison y sus Doors y Bob Dylan, quien nació hoy en Minesota hace 76 años. El verdadero nombre de Dylan es Robert Allen Zimmerman, de origen croata y lituano. Sus abuelos huyeron a Estados Unidos debido a la creciente ola antisemita que se comenzaba a gestar en Europa en los primeros años del siglo XX. Abandonó la universidad de Minesota al año de haber ingresado y viajó a Nueva York con la idea de ver a su ídolo musical Woody Guthrie, un músico y poeta folk que se había erigido como portavoz de los pobres y oprimidos; un hombre de izquierda que había levantado fuertemente la voz contra el fascismo y que se encontraba recluido en un hospital siquiátrico gravemente dañado por la enfermedad de Huntington. Ya en Nueva York, Dylan intentó dedicarse de lleno a la música pero encontró que su nombre no era adecuado, así que lo cambió utilizando el de otro hombre que admiraba profundamente, el poeta Dylan Thomas. Así, nace el de Bob Dylan que al inicio se dedica a cantar en diversos bares las canciones de Woody Guthrie. Así comenzó una exitosa carrera, culminada con el Premio Nobel de Literatura 2016, y que por fortuna continúa; en especial con su álbum The Freewheelin en el que se encuentra una de las canciones mas hermosas de todos los tiempos: Blowing in the Wind. Les dejo la letra.

Flotando en el viento

¿Cuántos caminos debe recorrer un hombre

Antes de que le llaméis hombre?

¿Cuántos mares debe surcar la blanca paloma

Antes de dormir sobre la arena?

¿Cuántas veces deben volar las balas de cañón

Antes de ser prohibidas para siempre?

La respuesta, amigo mío, está flotando en el viento,

La respuesta está flotando en el viento,

¿Cuántas veces debe un hombre mirar hacia arriba

Para poder ver el cielo?

¿Cuántos oídos debe tener un hombre

Para poder oír a la gente llorar?

¿Cuántas muertes serán necesarias para que comprenda

Que ya ha habido demasiados muertos?

La respuesta, amigo mío, está flotando en el viento,

La respuesta está flotando en el viento,

¿Cuántos años puede permanecer una montaña

Antes de ser arrastrada al mar?

¿Cuántos años pueden algunas gentes vivir

Antes de conocer la libertad?

¿Cuántas veces puede un hombre volver la cabeza

fingiendo no ver nada?

La respuesta, amigo mío, está flotando en el viento,

La respuesta está flotando en el viento.

 

 

El poeta inglés John Wain falleció hoy hace 23 años

9

Realmente el poeta inglés John Wain (no confundir por favor con el actor gringo John Wayne) es prácticamente desconocido para nosotros, y quien falleció hoy, en Oxford, hace 23 años. La poesía de Wain representa a una juventud airada, enojada, anti heroica y, por supuesto anti bélica; tal vez por eso en nuestros países latinoamericanos no llegó a pesar, pero para los europeos y en especial para los de habla inglesa era un poeta y novelista fundamental. Aunque solo he tenido acceso a una de sus novelas, Juventud hambrienta (Hungry generations), bien se puede deducir que se trata de un escritor cotestatario, anti burgués y que, por lo mismo tuvo enorme éxito en los años 60. Fundó la revista Mandrake mientras daba clases de literatura en Oxford y ahí mismo publicaba sus poemas que, algunas veces he tenido oportunidad de leer en el diario El País traducidos al castellano. Cuando falleció de una afección cardiaca, Wain tenía 69 años de edad. Les voy a dejar uno e sus poemas, verdaderamente excitante.

Como un hombre mudo atrapado en su infinito silencio

avanza la tierra silbando a través de la anchura del cielo.

Sin duda algún dios con benigno e inquisitivo gesto

podría asomarse a ella y dejar que si fiel ojo

se extienda sobre su costrosa piel girante como mirada escrutadora

hasta que, de repente, con ojo y dulce índice convergiendo,

señales un punto especial Aquí, en este momento,

diría, lo detecto: este el centro de la tormenta.

Este es el sitio más triste de toda la tierra.

¿Creencia anticuada? ¿Pueden acaso tales dioses existir?

Sin embargo, el hecho sobrevive a la metáfora que genera;

sea que los dioses existan o no, Gea mana sangra a través de sus heridas.

 

 

La escritora argentina Elsa Bornemann, falleció hoy hace cuatro años

 10

“Un elefante ocupa demasiado espacio”, un maravilloso libro infantil, fue censurado y engrsó la lista de “libros prohibidos” por el régimen golpista argentino durante la época del “Proceso de reorganización nacional”, considerado el “mas sangriento” de la historia de Argentina que gobernó con los titulares de las fuerzas armadas desde 1972 (año en que derrocó a Eva Perón), hasta la llegada de Raúl Alfonsín en 1983, en el que miles de personas fueron asesinadas (desparecidas). En esa oscura etapa de la Argentina, la escritora Elsa Bornemann, quien falleció hoy en su natal Buenos Aires hace cuatro años, vio como sus libros para niños eran considerados “subversivos”. Bornemann, que estudió en la escuela Normal Ricardo Levene y la licenciatura y doctorado en letras por la Universidad de Buenos Aires continuó, sin embargo, escribiendo para niños, jóvenes y adultos y sus libros han alcanzado tirajes superiores a los 100 mil ejemplares. Cuando falleció tenía 61 años de edad. Recibió una gran cantidad de premios en rgentina y en el resto de América Latina y Europa.

 

 

La escritora inglesa Tanith Lee, falleció hoy hace dos años

11

Hace dos años falleció la escritora británica Tanith Lee, poco traducida al español, pero una escritora prolífica de ciencia ficción y cuentos de horror. Comenzó su trabajo escribiendo libros infantiles que tuvieron poco éxito, pero cuando comenzó con la literatura para jóvenes y adultos se convirtió en una de las escritoras preferidas en lengua inglesa. Yo solo conozco un libro de ella: “Mujeres: Ángeles o Demonios”, un libro de cuentos que explota la impresión que se han forjado los hombres sobre las mujeres con un halo de misterio. En estos cuentos, Lee empodera nuevamente a las mujeres a partir del poder de la seducción. Los cuentos que componen este volumen: La mujer demonio un cuento de fantasía; Gemelos, un cuento de terror sicológico; Eres mi sol, un cuento humorístico de ciencia ficción con un don Juan espacial; La tregua donde dos tribus enemigas que no pueden reproducirse tienen una tregua para que dos elegidos, hombre y mujer, puedan procrear y para lo cual hacen una tregua que es aparentemente rota cuando el hombre, al desflorar a la chica, le hace daño y la tregua se rompe. Un total de 16 relatos componen este libro, al parecer el único traducido al español, aunque hay relatos sueltos publicados por algunas revistas. Tanith Lee tenía 68 años al momento de su fallecimiento en su natal Londres.

 

El escritor peruano Oswaldo Reynoso, falleció hoy hace un año

12

Así como sucedía en el resto de América Latina en los años 50, se comenzaba a dejar de lado el mundo campirano para entrar de lleno en el cosmopolita y urbano, surgiendo una buena cantidad de escritores que comenzaban a utilizar un lenguaje distinto, lleno de modismos y hablar de los jóvenes citadinos, lo que causaba pequeños escándalos entre la sociedad conservadora. Entre esos escritores destaca el peruano Oswaldo Reynoso, quien falleció hoy en su natal Lima hace un año; pero Reynoso, que había estudiado para maestro y ejercía su profesión, no se limitaba a utilizar el lenguaje juvenil en boga, sino que penetraba profundamente en el pensamiento de los jóvenes limeños con los que, en su labor docente, tenía un contacto diario y directo. Reynoso tenía 81 años al momento de su fallecimiento. Les voy a dejar este poema de su autoría.

He caído y ya no podré agitar…

He caído y ya no podré agitar

mis alas ni mostrar mi corazón

como cerezo ardiente.

Lo único que me queda

es machacar mis ojos con la luz

y comer el fuego de la tierra.

He caído y el mar ha perdido

su inocencia y la ciudad

se ha convertido en impúdica

durmiente bendecida en el amor.

He caído un ángel ha quemado

el templo y un niño ha llorado

ahogándose en mis sueños.

He caído cuando dos cuerpos

desnudos

se matan en la noche.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *