El carácter legal del uso de suelo en la CDMX

México es uno de los países que mayor número de comercios tiene. Entre tienditas, boutiques, cafeterías, ambulantes, y demás; el número de comerciantes es casi imposible de obtener, más si se trata de comercios informales que no cuentan con los requerimientos legales necesarios para poder realizar su actividad comercial.

La CDMX, como capital del país, es el estado que mayor número de problemas ha tenido en cuanto al incumplimiento de la ley en este sentido, es por eso que una de las situaciones más recurrentes como lo es el uso de suelo, pasó de ser una cuestión administrativa a ser un delito penal.

Lo anterior quiere decir que, si antes una persona era sorprendida ocupando un espacio sin contar con un certificado, las sanciones que se aplicaban eran económicas, o bien, podían suponer la clausura del establecimiento. Ahora la situación es distinta; las sanciones siguen siendo aplicadas, con la importante característica de que ahora estas son de carácter penal.

El mal uso de suelo en CDMX está catalogado actualmente como un delito penal gracias a que la Fiscalía Especializada en Delitos Ambientales, Uso de Suelo y Reordenamiento Territorial ha comenzado a trabajar ya en conjunto con SEDUVI uso de suelo, así también como con el INVEA, por lo que las medidas regulatorias son ahora más fuertes.

En este caso es la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (SEDUVI) la encargada de expedir las autorizaciones que correspondan de acuerdo al carácter de la licencia requerida y que, con la ayuda del Instituto de Verificación Administrativa de la CDMX, como con la asesoría de la Fiscalía Especializada antes mencionada, hacen posible la regulación de los espacios otorgados dentro de la ciudad a través de la aplicación de sanciones según sea el caso.

Dado lo anterior, resulta importante que cualquier persona o negocio que desee construir o simplemente ocupar un terreno cuente con la licencia correspondiente para hacerlo, la cual será otorgada en función a diversos factores como la ubicación o el giro del negocio, entre otros factores variantes.

El trámite de este permiso puede llegar a ser muchas veces complicado debido al gran número de variantes, especialmente cuando se trata de un suelo prohibido o condicionado. En cualquier caso, lo más recomendable siempre es acudir a consultores especializados en esta materia.

Contar con el permiso correspondiente de uso de suelo puede llegar a ser beneficioso para cualquier comercio, ya que de esta manera se evita la posibilidad de obtener alguna multa o bien, que el lugar sea clausurado, ya que al final el gasto que los involucrados tengan que hacer será mayor al que realicen si deciden optar por la vía legal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *