El CEO que necesita tu empresa por Juan Manuel Ponce Díaz

Son muchas las características que requiere en su perfil el CEO de cualquier empresa. Dos de las más importantes son, para mí, Juan Manuel Ponce Díaz, el liderazgo y la agilidad.

Empiezo por la última. La agilidad es necesaria en todo negocio y más aún cuando está en ambientes altamente competitivos. La ejecución con agilidad, tanto en la creación de clientes, el cierre de contratos, el incremento de la cuota de mercado y la atracción de talento, se convierte en una de las principales herramientas para alcanzar el éxito. Siempre será más sabio incorporar a la organización, a alguien superior que uno mismo en ese aspecto.

Hay personas que sobresalen al momento de conceptualizar una idea o producto; al abrir mercado realizando las primeras ventas; al definir estrategias o en buscar los socios adecuados… pero cuando llega el momento de acelerar el desarrollo de la empresa, se requiere de agilidad y liderazgo.

Es en este momento cuando hay que echar mano de otros perfiles, que sean los que garanticen el desempeño óptimo – Juan Manuel Ponce Díaz

Aquí algunas características que considero debe tener un CEO:

  • Capacidad de comunicar. Es un arte el dirigirse a los socios o Consejo Directivo; a todos los colaboradores, a los clientes o incluso a la competencia.
  • Cultura de métricas y reportes. Saber implementar, es indispensable para la toma de decisiones. Algunas empresas nacen sin capacidad de medir y con el tiempo y el crecimiento, las hace perder el rumbo y navegar a la deriva.
  • Ser motivador. El CEO debe ser la persona con más energía, debe ser el evangelizador de la marca y contagiar al equipo con su pasión.
  • Delegar. Delegar es saber priorizar aquellas actividades que no son importantes aunque sean urgentes y concentrarse en las situaciones estratégicas.
  • Vender. El éxito de la empresa se consigue con muchos y buenos clientes. Hay empresas que se centran exclusivamente en el producto y dejan en segundo término a los clientes.
  • Escuchar. Se debe poner mucha atención a lo que tienen que decir los equipos de trabajo. Hay que animarlos, hablarles, pero sobre todo, escucharlos. Lo mismo sucede con los clientes.
  • El buen humor. No sólo ayuda de manera personal; es sorprendente lo que logra con los equipos de trabajo y con los clientes
  • Ser humano. Equivocarse es de humanos, pero admitir el error es de sabios. Da confianza de manera inmediata y credibilidad.
  • La Meritocracia. Reconocer el trabajo de los demás y su esfuerzo antes del resultado, provocará rendimientos excepcionales.
  • Saber hacer equipo. Rodearse de personas con habilidades superiores a las de uno mismo, es la esencia de los equipos de trabajo excepcionales.

Por Juan Manuel Ponce Díaz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *