El Día del Trabajo a control remoto, en tiempos del COVID-19

GMx

Ciudad de México.- A prácticamente cuarenta días de que el gobierno federal hiciera un llamado a empleadores y trabajadores para permanecer en casa como medida de prevención para evitar la propagación del COVID-19, el mundo del trabajo continúa adaptándose a nuevos esquemas que le permitan mantener las operaciones a distancia, de diferentes industrias y sectores económicos.

Es así que el Día del Trabajo en esta ocasión se celebrará a partir del home office, que según los especialistas en capital humano, permanecerá como una de las principales alternativas que permitirán el regreso a la vida laboral, una vez que concluya la emergencia sanitaria.

De acuerdo con ManpowerGroup, los empleadores deben migrar hacia el Smart Working, que incorpora a la tecnología para facilitar la conectividad fuera de las oficinas de manera segura y que exige una mejor administración del trabajo a la par de ofrecer flexibilidad a los colaboradores.

“El trabajo remoto es hoy una tendencia necesaria para hacer frente a esta problemática que se vive en México y en otros países, ya que favorece la conservación de empleos y la operación de las empresas en gran parte de los sectores productivos, además de proteger al talento”, aseguró Héctor Márquez Pitol, director de Relaciones Institucionales de ManpowerGroup.

La firma de capital humano aseguró que el 80% de las personas que planea tener un trabajo de la siguiente generación, optará por esquemas como el home office y el trabajo flexible.

¿QUÉ LECCIONES NOS DEJA EL HOME OFFICE DURANTE ESTA ÉPOCA?

  1. Las empresas se pueden adaptar a nuevas modalidades de trabajo.
  2. Los líderes deben aprender a dirigir a los equipos aún estando a distancia, por lo que se requiere una adecuada planeación de objetivos y fechas de entrega.
  3. Los trabajadores son capaces de realizar sus labores con éxito y auto asignarse sus jornadas de trabajo para lograr un equilibrio entre la vida personal y profesional.
  4. Las tecnologías son un aliado y no un reemplazo de los trabajadores.
  5. Los empleadores no deben temer a la implementación del home office, sino encontrar en él una alternativa frente a las crisis como la que enfrentamos actualmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *